Quellón, Chiloé (Ecoceanos News). Como un triunfo ciudadano fue calificado el rechazo de la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) a la instalación de la planta Aqua Cards S.A., destinada a la reparación, lavado e impregnación de redes salmoneras en la localidad de Coinco, comuna de Quellón, en Chiloé. Este proyecto amenaza con contaminar las aguas del Estero Huildad, un ecosistema estuarino único, de aproximadamente 1.220 hectáreas, en cuyo curso superior se encuentra un humedal de particular riqueza en biodiversidad.

 

Según el abogado de las comunidades costeras Vladimir Riesco, el rechazo a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) se sustenta en que el proyecto industrial es dañino para las actividades productivas que realizan las comunidades en el sector, afectando el modo de vida de la población. Según consta en el informe de la CONAMA, la DIA carecía de información relevante y contaba con antecedentes contradictorios.
 
Las comunidades costeras, pescadores artesanales y organizaciones de medioambiente celebraron la decisión de la Corema y advirtieron seguir alertas frente a las nuevas acciones de la compañía de capitales canadienses. Entre las acciones anunciadas para proteger el Estero Huildad, está el promover que sea declarada área marina protegida e impulsar una campaña de información destinada a los consumidores internacionales respecto de las compañías salmoneras que recibirían los servicios de Aqua Cards S.A.  
 
LAS EMOCIONES EN HUILDAD
Desde Quellón, Eugenio Mardones, presidente del Comité de Defensa del Estero Huildad, dijo a Ecocéanos que “el dictamen de la Corema fue recibido con mucha alegría por la comunidad. Cuando les transmití la noticia desde Puerto Montt, hubo gente que se puso a llorar. Chiloé es una tierra de personas muy católicas. Aparte de todas las gestiones que tuvimos que hacer con las autoridades y en materia legal, muchas recurrieron al lado espiritual y estaban muy emocionadas”.   

Mardones agregó que “estábamos muy preocupados porque es muy complicado que la Corema rechace proyectos industriales. No es tan fácil, sobretodo que en la etapa antes del nombre, aparece el monto de la inversión y en este caso eran 2 millones 7 mil dólares. Es difícil revertir algo así, porque todos los gobiernos justifican mucho su accionar respecto de la inversión que proviene del extranjero”.  
 
En contacto con Ecoceanos News, Gladys Abendaño, mitilicultora en el Estero Huildad, dijo que al enterarse de la noticia sintió “una felicidad inmensa porque ya estábamos perdiendo la fe en las autoridades. No sabíamos que pensar. Habíamos golpeado tantas puertas, enviado tantas cartas denunciando todas las ilegalidades de esta empresa, como iniciar las faenas sin autorizaciones de ningún servicio público, y nadie nos escuchaba. Estábamos desesperados, pensábamos que para las autoridades nosotros no existíamos”.
 
MAL COMPORTAMIENTO DE INVERSIÓN CANADIENSE
En efecto, Aqua Cards S.A. partió de la peor forma su proyecto acuícola en Quellón. En 2005 inicio las faenas de remoción de tierra para la construcción de la factoría sin los permisos estatales correspondientes. La compañía ni siquiera había sometido el proyecto al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) de la CONAMA.
 
En este sentido, el abogado Vladimir Riesco afirmó que la decisión de la Corema “resulta concordante con lo que nosotros siempre hemos planteado. Históricamente se ha actuado a través una política de hechos consumados. Es decir, las grandes empresas comienzan a ejecutar sus proyectos y luego van obteniendo paulatinamente las autorizaciones ambientales”.
 
Desde la primera ilegalidad, mitilicultores, sindicatos de pescadores artesanales, buzos mariscadores y juntas de vecinos de Curanue, Santa Rosa y Candelaria, agrupados en el Comité de Defensa del Estero Huildad, han realizado una serie de acciones para frenar el proyecto acuícola por el temor al impacto que provocaría a los cuerpos de aguas y humedales presentes en la zona, los que permiten la presencia de una flora y fauna autóctona de gran valor, como ciervos, pudúes, huillines, garzas, patos silvestres, cisnes de cuello negro y martín pescador, entre otras especies.

¿POR QUÉ SE ABSTUVO SERNAPESCA?
Pero nuevamente no fueron las autoridades quienes tomaron medidas ante esta ilegalidad del sector salmonero. Sólo la realización de una acción legal permitió paralizar estas obras ilegales de la planta de redes salmoneras y obligó a Aqua Cards S.A. a someter el proyecto al SEIA. En enero de 2006, la Corte Suprema confirmó el fallo de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, que acogió el recurso de protección interpuesto por las comunidades costeras en contra de la empresa y que contemplaba estos puntos.  
 
La compañía de capitales canadienses ingresó el proyecto a la CONAMA, bajo el título "Servicios acuícolas Aqua Cards Quellón ", para ser sometido al SEIA, a través de una simple declaración y no de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA).
 
En la comuna de Quellón operan más de 200 centros de cultivos y una veintena de plantas de proceso de salmones y recursos bentónicos. Todas estas empresas se han instalado sin consultas a la ciudadanía, puesto que la Declaración de Impacto Ambiental que exige la institucionalidad no contempla este punto.
 
Tras el dictamen la Corema, la empresa puede apelar y de no ser acogida no tiene otra opción que ingresar el proyecto al sistema de la CONAMA a través de un EIA, lo que le permitiría a la comunidad participar del proceso de evaluación.
 
Así lo explicó el abogado Riesco, quien precisó que “la DIA tenía muchas inexactitudes e información que no estaba presente, que fue solicitada por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS)”. A modo de ejemplo, el abogado informó que la empresa Aqua Cards S.A. planteaba que para el sistema de tratamiento de residuos industriales iban a utilizar los servicios de empresa sanitaria ESSAL, la cual no tiene la capacidad para ello. Ahí claramente la empresa estaba mintiendo”.   
 
Asimismo, Eugenio Mardones agregó que “la DIA tenían muchos datos que eran discordantes con la realidad, como los volúmenes de riles emitidos y el tipo de tratamiento sanitario. También la distancia en que la planta pretendía instalarse. Según Aqua Cards S.A. a un kilómetro y medio del Estero y según nosotros, a 600 metros. Finalmente, la Municipalidad de Quellón constató que la compañía estaba falseando información”.
 
El dirigente se refirió al actuar de los servicios públicos y denunció la “abstención” por parte de Sernapesca en el proceso. “La Municipalidad de Quellón finalmente se manifestó en contra del taller de redes porque es de alto riesgo para la comunidad. Al preguntarle el Intendente de la Región de Los Lagos al Director de Sernapesca, Francisco Fernández, como era posible que no haya participado de esta evaluación ambiental,- en circunstancia que es un área productiva de recursos del mar-, y que cantidad de mariscos declara la comunidad que se opone al proyecto, Fernández dijo simplemente…No. Esa fue su respuesta”.
 
Gladys Abendaño sostuvo que “al principio el municipio estaba más en contra que a favor nuestro, porque decía que estábamos corriendo a las empresas que venían a invertir a Quellón. Le dejamos claro que nuestra única demanda es que cumplan con la ley. Cuando una empresa pequeña quiere instalarse le exigen un montón de permisos, y esta empresa grande empezó a construir sin ninguno”.
 
“Los expertos, biólogos marinos, dicen que de instalarse esta empresa morirá el Estero Huildad. Por eso nos extrañaba tanto que las autoridades no dijeran nada y no se opusieran. Sernapesca se excuso de participar argumentando que el caso no era de su competencia”, agregó la dirigenta.
 
POR LA PROTECCIÓN DEL ESTERO HUILDAD
Vladimir Riesco explicó que “el problema es que la localización es absolutamente incompatible entre las dos actividades que están en juego en la zona. Por un lado, la actividad acuícola, pero de las personas afectadas del sector Curanue, y por otra parte la de Aqua Cards S.A. que es potencialmente contaminante. Existe en Quellón un parque industrial que permitiría la instalación de esta empresa en condiciones más favorables”.
 
Agregó que “los Esteros Huildad y Yaldad son ecosistemas estuarinos altamente ricos en biodiversidad, altamente productivos que requieren de un régimen especial de protección por parte de nuestra institucionalidad ambiental”.
 
Por ello, el abogado Riesco anunció que se ha propuesto el promover la creación de un área marina protegida. “La idea es garantizar una adecuada protección a estos ecosistemas, ya que están vulnerables a cualquier actividad industrial que se quiera desarrollar”.               
 
Mardones dijo que para este objetivo están tomando contacto con la CONAMA. Gladys Abendaño anunció que “seguiremos trabajando para cuidar el Estero Huildad. Vamos a seguir alertas. No sacamos nada con pelear ahora, para que mañana venga otra empresa y se instale. Debemos hacer algo que realmente nos sirva no solo a nosotros, sino que a todas las generaciones futuras”.    
 
El Estero Huildad cuenta con praderas naturales de alga pelillo, bancos de almejas, choritos, navajuela, huepos, jaibas, erizos, ostras, recursos que son principalmente extraídos por familias que subsisten con su consumo y comercialización.
 
COMIENZA CAMPAÑA CIUDADANA
Ante la posible arremetida de Aqua Cards S.A., Eugenio Mardones afirmó que “llevamos dos años y medio en esta lucha. La empresa es muy insistente y nosotros también. Los dirigentes hemos determinado publicar una lista de los posibles clientes de Aqua Cards S.A. en Chiloé. Hacerlo si es posible con la ayuda del Centro Ecocéanos a través de su sitio en Internet, para que los consumidores en el mundo sepan que el salmón que se produce en Chiloé está generando todos estos efectos”.
 
Agregó que “el cartel que venden los empresarios en el extranjero es que el salmón es cultivado en aguas limpias del Océano Pacífico al sur de América. Estoy seguro que ninguna compañía salmonera va a estar dispuesta a que su nombre sea vinculado con estos caballeros y el efecto contaminante que esta planta puede generar en una comunidad como la nuestra”.
 
Mardones sentenció que “los talleres de redes se reparten a los clientes, pero existen un par en particular que han hecho presión para que Aqua Cards S.A. se instale en Quellón. Estas dos grandes empresas economizan alrededor de 1 millón de dólares bimensual en transporte. Se trata de los clientes más importantes que tienen los talleres de redes en la X Región”.

“Si insisten en instalarse cerca del Estero Huildad, vamos a seguir luchando contra ello, pero además vamos a encontrar la forma que los consumidores en Europa, Japón y EEUU se enteren de cuales son las prácticas de estos caballeros en Chile”, advirtió.