CHILOÉ (Invertia).- 260 trabajadores de la salmonera Mainstream, empresa que tiene activos el estado Noruego, fueron despedidos debido a la propagación del virus ISA. Mario Barrientos Presidente del sindicato del centro de cultivo de la empresa Mainstrem en Chiloé reconoció que "habíamos sido informados por el gerente de recursos humanos que serían 38 los operarios del centro de cultivo y que a partir de fines de abril iban a ser despedidos, más 222 trabajadores de la planta de proceso de Quemchi".

 

El dirigente ya se reunió con la gerencia de la empresa, analizaron el tema y se velará por el cumplimiento de la legislación de protección de los derechos del trabajador. En tanto, Rosa Bahamonde secretaria de la Confederación Nacional de los Trabajadores del Salmón, CONATRASAL indicó que "hay inquietud por la cantidad de trabajadores despedidos y los efectos que uno puede prever para sus familias y a estas regiones. No se le puede atribuir todo al virus ISA, acá no ha habido transparencia de la industria y los costos los pagamos los trabajadores".

DESPIDOS MASIVOS

La primera en comenzar con los despidos fue la noruega Marine Harvest y hasta junio habrá 1.200 trabajadores de esta empresa que quedarán cesantes. Luego continuó la salmonera "Salmones Antártica", firma japonesa que dejó sin trabajo a 300 operarios en Aysén y Chiloé. La empresa Ventisqueros S.A también defenestró a otras 45 personas.

FDA

En medio de estos despidos, se está haciendo presente en la región de los Lagos, la entidad administradora de medicamentos y de alimentos (FDA, sus siglas en inglés) de EEUU, que está inspeccionando las instalaciones de los mariscos y salmones chilenos. Con esto, la FDA pretende reunir datos sobre el uso de productos químicos, a fin de evaluar los controles generales sobre las salmoneras (Piscifactoría).

Andrea Kavanagh, gerente de campaña de acuicultura marina de los EEUU indicó en un comunicado que "el público necesita saber qué tipos de pruebas tiene el gobierno chileno sobre el proceso del salmón, los registros de sus servicios nacionales de pesca y el número de muestras de piscifactoría. En contraste con Noruega y Escocia, dos de los mayores productores mundiales del salmón, Chile no se ha hecho patente con datos suficientes sobre la cantidad de antibióticos, productos químicos utilizados, emisiones, mortalidad y residuos de cargas de los piojos marinos".

Kavanagh agregó que "es nuestra esperanza que los EEUU, la FDA y el gobierno chileno combinarán sus esfuerzos para prestar la debida atención de supervisión asegurando que en Chile, el salmón de piscifactoría es seguro para el mercado de EEUU y al medio ambiente marino".

Fuente: http://cl.invertia.com