Noia (La Voz de Galicia). Integrantes de la plataforma que se opone a la instalación en la costa de Abuín de una piscifactoría de Stolt Sea Farm celebraron el lunes, a última hora de la tarde, una reunión en Baroña. En ella, acordaron encargar la elaboración de un estudio biológico acerca del impacto que tendría la citada granja sobre la flora y fauna que predominan en ese ámbito geográfico en cuestión.

 

Al encuentro asistieron el experto que se ocupará de la redacción de ese informe, así como el abogado que coordinará todas las acciones legales a emprender por el colectivo de propietarios afectados por el proyecto acuícola.

Uno de los componentes de la plataforma explicó que el biólogo llevará a cabo un profundo trabajo de campo y comentó que, para realizar su cometido, entrará en contacto con mariscadores, pescadores, agricultores y otros vecinos de Baroña que conocen bien los terrenos sobre los que se pretende ubicar un criadero dedicado a la producción de peces planos.

Los propietarios que sufragarán la elaboración del documento se proponen adjuntarlo a todos los recursos y demás iniciativas legales que decidan poner en marcha para tratar de paralizar esa actuación empresarial sobre la costa de Abuín.

Por otra parte, los vecinos consultaron con un abogado los pasos a dar tras la decisión del Consello da Xunta de autorizar la incidencia supramunicipal de las granjas de Baroña y Quilmas. Lo que les indicó el asesor jurídico es que tendrán que esperar a que este tipo de acuerdos aparezcan publicados en los boletines oficiales correspondientes para interponer un recurso.

Igualmente, la plataforma de afectados de la localidad de Carnota ya se puso en contacto con un letrado para estudiar las posibles acciones a promover.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es