(Segunda Online).- Así lo afirmó el Vicepresidente del Senado e integrante de la Comisión de Minería, Baldo Prokurica, ya que "el gobierno debe concentrar sus recursos para producir biodiésel en este tipo de productos que no encarecerán los precios de los alimentos".  Un llamado urgente al gobierno a invertir en el desarrollo de biocombustibles a partir de semillas y algas no comestibles y que no incidan en el encarecimiento en el precio de los alimentos, realizó el Vicepresidente del Senado, Baldo Prokurica.

 

El parlamentario quien integra además la Comisión de Minería y Energía precisó que invitarán a dicha instancia a las universidades e investigadores que desarrollan estudios para producir biodiésel a partir de la semilla de origen brasilero "Jatropha" en el desierto y de algas que se reproducen rápidamente gracias al dióxido de carbono (CO2) y que podrían acoplarse a empresas contaminantes como por ejemplo, una central eléctrica.

"Chile no ha entendido y no ha sopesado el efecto de la situación del petróleo y no ha generado incentivos potentes para implementar este tipo de investigaciones", dijo el legislador.

Argumentó que el Estado debería apoyar los proyecto que tienen las universidades del norte, en especial, la de Tarapacá para desarrollar cultivos de jatropha y el relativo a las algas porque son productos que no producirán efectos negativos en el precio de los alimentos.

El senador Prokurica explicó que es importante que el gobierno atraiga las inversiones necesarias para desarrollar los cultivos de la semilla que además sirve para rehabilitar los suelos y también para producir estas especies de algas que rinden hasta 10 veces más aceite para biocombustibles que el maíz o la soja. Indicó que "estas plantas además de producir una gran cantidad de materia orgánica para biodiésel permiten reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera y, por lo tanto, disminuyen la contaminación y pueden generar bonos verdes".

Puntualizó que si bien todos los pronósticos apuntan a un encarecimiento de los alimentos producto de la generación de biocombustibles "no hay que olvidar que los víveres igual seguirán subiendo de precio debido a las constantes alzas en el precio del petróleo".

Recalcó que esta tendencia es difícil de revertir porque "todos sabemos que cada día producto de la tecnología, los procesos productivos necesitan más energía y, por lo tanto, con la plantación de este otro tipo de plantas o frutos para biodiésel no se afectaría el valor de los comestibles".

Cabe señalar que según estimaciones de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) el país deberá asumir este año 2008 un sobrecosto de unos US$ 2.800 millones por concepto de las mayores compras de petróleo crudo y de diésel. Las mayores compras de estos hidrocarburos obedecen además a la falta de gas natural argentino.

Fuente: http://www.lasegunda.com