WASHINGTON.- Los trabajadores de la industria camaronera del sureste de Asía sufren regularmente de abusos y algunas veces viven en virtual esclavitud, denuncio una organización de derechos humanos.

 

El abuso sexual y físico, trabajos de niños y condiciones de trabajo no seguras son comunes en las industrias de procesamiento de camarón en Tailandia y Bangladesh, informo el Solidarity Center en un informe de 40 páginas.

El Solidarity Center se describe como “una organización internacional sin fines de lucro fundada para proveer asistencia a los trabajadores en todo el mundo.”

Los trabajadores informaron a la policía tailandesa, que incursiono en una fabrica en septiembre de 2006, “que si ellos cometían un error en la línea de pelado de camarón, se reportaban enfermos, o trataban de escapar, ellos eran castigados, molestados sexualmente, o torturados públicamente” según en informe.

La planta, Ranya Paew, “fue mas una fortaleza que una fabrica, con paredes que incluían alambres de púas, una guardia armada de protección, y un sistema de televisión cerrada” alegó Solidarity Center, citando el informe de la policía tailandesa.

“A pesar de los abusos a los derechos del trabajador, incluido trabajo de niños y trafico de humanos, el dueño solo fue denunciado por emplear a niños menores de 15 años.”

El informe, “La Degradación del trabajo: El verdadero costo del camarón” contiene información de entrevistas con trabajadores en Tailandia y Bangladesh. La organización de derechos de los trabajadores no brindo información del nombre de los trabajadores, indicando que podrían sufrir las represalias de los empleadores.

Fuente: CNN