De: Zain Verjee, Elise Labott, Justine Redman and Kocha Olarn
CNN, USA
Traducción: Aquahoy

Los estadounidenses en promedio consumen tres libras de camarón al año, pero ¿Pueden estar seguros los compradores de que el camarón que ellos consumen fue producido sin explotar a los trabajadores?

 

Una investigación de tres años realizado por el Solidarity Center , afiliado a la AFL-CIO , determino que varios supermercados lideres en USA recibían camarón de plantas en Tailandia y Bangladesh, en donde los trabajadores estaban sujetos a inadecuadas condiciones.

Los hallazgos del centro fueron apoyados por el Departamento de Estado, quienes comparten la preocupación por el tráfico de personas en Tailandia y abuso a los trabajadores en ambos países.

El informe también aclara que no todo el camarón importado por USA de Tailandia y Bangladesh, proviene de las plantas con problemas.

Sin embargo, como las importaciones de aquellas dos naciones alcanzan $1.5 billones anuales, el informe sugiere que los consumidores en USA están en la posición de presionar a los productores para que mejoren las condiciones de trabajo.

El informe hace mención a los supermercados más populares en USA, incluido Wal-Mart, Costco y Trader Joes.

Pero solo Wal-Mart respondió a las consultas de CNN acerca de los embarques y se comprometió a examinar las alegaciones de abusos en las plantas de las cuales se abastecen con camarón.

“La seguridad es la principal prioridad para Wal-Mart” expreso la portavoz Deisha Galberth a CNN. “Nosotros ayudamos a nuestros proveedores de camarón para que alcancen los más altos estándares de seguridad y calidad, incluido las plantas de procesamiento y empaque, para alcanzar o exceder los estándares de Mejores Prácticas para la acuicultura, establecidos por la Global Aquaculture Alliance (GAA).

“Aunque no hemos visto el informe de Solidarity Center, estamos trabajando con nuestros proveedores para investigar las denuncias presentadas por CNN. No estamos enterados de ningún problema en nuestra cadena de abastecimiento” expreso la empresa a través de un comunicado.

El informe del centro determino que el abuso sexual y físico, trabajo de niños y las condiciones de trabajo no seguros, son comunes en las plantas de procesamiento de camarón en Tailandia y Bangladesh, y que las plantas tailandesas emplean con frecuencia a trabajadores que han sido victimas del trafico de personas.

“Existe mucho cieno sobre el suelo que puede pararse sobre el” destacó Ellie Larson, director ejecutivo de Solidarity Center.

“Ellos son tratados de tal forma que algunos estadounidenses podrían pensar que están en los días de la esclavitud. De hecho estas son las condiciones en que estos trabajadores permanecer, en condiciones de esclavitud” dijo Larson.

En los últimos dos años, la policía tailandesa incursiono en varias plantas de procesamiento y rescato a cientos de trabajadores que fueron victimas del tráfico de personas.

Marl Lagon, embajador del Departamento de Estado para Large for Trafficking in Persons, visito Tailandia y encontró a jóvenes mujeres birmanas rescatadas de una de las plantas.

Lagon expreso que los guardias de la fábrica hicieron un ejemplo de ella para los que trataban de escapar. “Su cabeza fue rapada. Ella fue golpeada. No se puede describir esto de otra forma, excepto de esclavitud” dijo Lagon.

El Departamento de Estado y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) están trabajando con ambos países para mejorar las condiciones para los trabajadores en sus industrias camaroneras. El Departamento de Trabajo dijo a CNN que viene trabajando con el gobierno tailandés en un proyecto que tiene como objetivo el de eliminar el trabajo infantil de la industria camaronera.

En una entrevista con CNN, los diplomáticos de ambos países dijeron que sus gobiernos están trabajando para resolver los problemas en el sector camaronero, pero resaltaron que sus economías están desarrollándose.

“Procedimos de la premisa común de que esto es malo. Esta cosa tiene que ser abordada de una forma correcta” dijo Krit Granjana-Goonchorn, embajador de Tailandia en USA. “No pienso que pueda encontrar alguien más interesado que el gobierno de Tailandia.”

El embajador de Bangladesh en USA, Humayun Kabir, dijo que cerca de 15 casos han sido presentados en la corte de trabajo de su país desde el 2006. Cerca de la mitad han sido comprobados y los responsables han sido castigados.

“De esta forma el gobierno esta tomando medidas legales” dijo Kabir.

Por su parte Global Aquaculture Alliance dijo que no esta enterado si las plantas miembros operan bajo las condiciones que describe el informe de Solidarity Center, pero anuncio que iniciara investigaciones y los que incumplan podrían ser retirados del mercado mundial.

“Vamos a investigar las denuncias de este informe” expreso el director ejecutivo de GAA, Wally Stevens. “Si algunas de las plantas vienen siendo conducidas en forma inapropiada, ellos serán retirados de nuestro programa.”

El Solidarity Center dijo que publico este informe en un esfuerzo para incrementar la conciencia de los consumidores.

El Departamento de Estado también espera que el informe fuerce a los consumidores a pensar lo que ellos compran, expresó Lagon.

“Si los consumidores se preocupan por el atún que compran y si los delfines son amenazados, seguramente los consumidores tendrán en cuenta la esclavitud potencial” dijo Lagon.

Puede ver el video de la fábrica de procesamiento de camarones aquí .

Puede descargar el informe aquí .