Barnanza (La Voz de Galicia). Los integrantes del colectivo vecinal de Quilmas que se opone a la ampliación de la piscifactoría de Stolt Sea Farm remitieron ayer una carta a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. En la misiva, solicitan de dicho departamento, y en especial de la Dirección General de Costas, que procedan a revisar exhaustivamente todo el plan gallego de acuicultura y los criterios por los que se rige.

 

La plataforma considera que dicho documento debe responder al interés general y garantizar que los espacios naturales de valor paisajístico o ecológico no se destruyan.

Al mismo tiempo, la entidad insta al Ministerio de Medio Ambiente a que no otorgue permiso para la reforma de la planta que Stolt Sea Farm ya explota en Quilmas y a que no le renueve la concesión administrativa que posee.

Paralelamente, los propietarios afectados reclaman el apoyo de Cristina Narbona para la implantación en ese ámbito geográfico de una cooperativa de agricultura ecológica.

Por otra parte, la plataforma se interesa en su carta por saber si Costas ha expedido algún tipo de autorización relativa a la ampliación de la granja de rodaballo de Stolt.

Los vecinos disconformes con esta actuación aseguran en su escrito que, si se llega a materializar, se vería afectado el lugar de interés comunitario denominado Carnota-Monte Pindo. Asimismo, piden a la ministra que responda lo antes posible a sus demandas, ya que aseguran que la decisión del Consello da Xunta de declarar ese proyecto como de incidencia supramunicipal ha despertado alarma social entre los habitantes de la zona.

 

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es