RÍO NEGRO.- La relación entre el Criadero Patagónico de Especies Marinas CRIAR (IBMPAS) de Río Negro y el Colegio 721 de Camarones (Chubut) tiene ya una intensa historia de cooperación. Se inició en el 2004 cuando los docentes y alumnos del Colegio levantaban los muros fundacionales de su Criadero de Moluscos y los biólogos de CRIAR fueron a “mirar y ayudar”.  

 

Por qué?  Porque sí, nomás. O porque el proyecto lo valía. O porque los sueños “imposibles” del Colegio tenían mucho que ver en su esencia con los sueños que generaron CRIAR en 1996. A partir de ese momento se generó un solo grupo técnico que trabajó incansablemente, cuando hubo financiamiento… y cuando no lo hubo.

Lo más importante: 5 generaciones de alumnos ya aprendieron sobre solidaridad y trabajo productivo cultivando mejillones, ostras y peces en las salas del criadero y en su granja marina.

En 4 años la ruta transitada ha sido increíble y maravillosa.  El Criadero de Moluscos del Colegio, bajo el padrinazgo de CRIAR y con el apoyo de varias organizaciones no gubernamentales y el muy firme respaldo de la Secretaría de Pesca y el Mrio. de Educación de Chubut, se transformó en un verdadero criadero modelo donde se aprende a criar moluscos y peces.

Los logros ? Son enormes, sin duda.

El cultivo de mejillón en líneas y batea fue el proyecto pionero y sigue cumpliendo año tras año su ciclo de engorde de semilla, crecimiento y cosecha. Su venta en Camarones es un modelo de valor multiplicativo ya que es conducida por los docentes en sus aspectos contables y administrativos y es ejecutada por los alumnos. Las ganancias materiales del proyecto se aplican a sustentar el criadero y el viaje de egresados.

Este cultivo, marca un hito cuando en la primavera del 2007 se produce masivamente semilla  de mejillón en el criadero. Este logro significó un gran paso ya que llevó a los chicos a manejar técnicas complejas de fecundación y cría larvaria. Hoy esos primeros “bebes” crecen en las cuerdas de la batea en la “caleta de los chicos”.

Desde hace 3 años, CRIAR lleva al Colegio camadas de semillas de ostra plana certificada sanitariamente y producidas en su criadero. Despacio primero y actualmente en una escala piloto, esas semillas son engordadas en la batea del Colegio con buenos resultados.  Este año el Colegio iniciará su propia producción experimental de semillas en base a reproductores del Golfo San José.

En el 2004 se inicia la cooperación del Colegio 721 con el Instituto de Acuicultura Marina de Mutriku (País Vasco). Este convenio permitió el intercambio de docentes y alumnos de ambas partes y el inicio en Camarones de experiencias de adaptación de trucha arco iris en agua marina.

Otros cultivos? Artemia, microalgas, rotíferos. Y más de aquí en adelante.

En el 2008, CRIAR lleva una vez por mes a Camarones clases y seminarios sobre temas marinos diversos: acuicultura, ecología, caballitos de mar, meros y salmones, técnicas de pesca y biología de peces, entre otros. Así, varios investigadores de diferentes lugares abrirán ante los chicos un universo de temas interesantes presentados de forma divertida para aprender y pasarla bien.

En estos años es difícil decir quién se enriqueció mas, si CRIAR o el Colegio 721. Lo justo es decir que hoy somos un solo grupo de voluntades, creciendo juntos.

La experiencia reafirma nuestra convicción inicial: enseñar a los chicos es prioritario si verdaderamente queremos rescatar los valores de solidaridad y trabajo, y generar un futuro productivo para nuestro país.

Fuente: CRIAR