Por: Javier López
(La Voz Digital).- Una empresa más de las comprometidas para la reindustrialización de la Bahía, Celulosa Investments, está ya en funcionamiento. Es la segunda, tras el inicio de las actividades de Sadiel en El Puerto en noviembre.

 

Esta empresa forma parte del paquete de tres compañías que pertenecen al grupo Aurantia y que cuentan con una pequeña participación del 10% de Zona Franca. Esta sociedad será la encargada de criar una determinada especie de microalgas para la posterior producción de aceite vegetal a partir de ellas. A continuación, la compañía Gadir Biodiésel -que pertenece al mismo conglomerado empresarial, junto a Gadir Fotovoltaica- transformará este aceite en combustible biodiésel.

Fuentes de Aurantia confirmaron que la empresa ya tiene una planta piloto de 70 metros cuadrados en funcionamiento. En la actualidad se está realizando un estudio para probar la viabilidad del proyecto a nivel industrial. El parque se instalará en el Azud de El Portal, junto a la fábrica de cemento de Holcim y la depuradora de aguas de Jerez. La elección de esta ubicación no es casual. Las algas de este parque respirarán el dióxido de carbono que la factoría emite a la atmósfera y se nutrirán de los fosfatos residuales de las aguas depuradas en primera instancia. La compañía está en negociaciones con la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, propietaria de estos terrenos, para conseguir una concesión administrativa de uso de la finca durante los próximos años. Las fuentes consultadas señalaron al respecto que la duración del acuerdo se podría prolongar durante 50 años. El vegetal marino ocupará una extensión de 100 hectáreas -un millón de metros cuadrados, el equivalente de 100 terrenos de juego de un estadio de fútbol-. La firma espera que en las próximas semanas quede resuelta la cuestión del terreno en el que se cultivarán.

Especie gaditana

La especie de alga elegida -la Nannochloropsis gaditana Lubián, aislada por el biólogo del Instituto de Ciencias del Mar de Cádiz Francisco Lubián- está dando la respuesta esperada en las pruebas preliminares que realiza la empresa. En unos días se conocerán los resultados de las pruebas de viabilidad de este proyecto. El objetivo es conocer la capacidad de producción de las algas a nivel industrial mediante la captación del dióxido de carbono emitido por la cementera, así como de las aguas de la cercana depuradora de aguas.

Respecto al resto de empresas de la compañía, Aurantia se encuentra en la actualidad estudiando diversas ofertas para la construcción de las plantas de biodiésel y de cogeneración eléctrica, que se instalarán en el Bajo de la Cabezuela y cuyas obras comenzarán antes del verano. En la primera de las dos se extraerá el aceite del cultivo. Una vez extraído, el material sobrante de las algas se utilizará para fabricar pienso para peces que se crían en instalaciones de acuicultura. Por otro lado, Aurantia señaló que ya ha entregado a la Junta los perfiles laborales que necesita para las plantillas de los tres centros de trabajo. «Los empleados serán preferentemente de la Bahía de Cádiz, aunque no se priorizará a ningún colectivo», indicó la empresa.

Fuente: http://www.lavozdigital.es