El Gobierno Victoriano lanzó una estrategia que promete triplicar la producción de la acuicultura, pero el plan viene enfrentando criticas y cinismo.

 

Joe Helper, Ministro de Agricultura, informo que la estrategia es incrementar la producción de $22 millones a $60 millones para el 2015.

El plan podría crear la estructura para una industria acuícola ecológicamente sostenible y prospera. Helper indicó que la estrategia incluye seis objetivos principales y 24 acciones para que el Department of Primary Industries (DPI) implemente una consulta con los grupos de referencia de la industria.

La acuicultura victoriana representa el 3% de la producción de Australia, la cual esta valorizada en más de $740 millones. Los principales productos del estado son trucha, mejillones y abalones. La producción victoriana aun es pequeña.

Heper expreso que la estrategia incluye investigación para mejorar la productividad de los mejillones. DPI y la industria contribuirán con $800 000 para impulsar la producción de semilla de mejillón de alta calidad.

El objetivo de la estrategia incluye la identificación y promoción de la inversión, implementación de mejores prácticas gubernamentales y regulaciones, mejorando el desarrollo de mercado, y reduciendo el impacto ambiental de los sistemas de producción.

Por su parte el portavoz de agricultura del National Party, Peter Walsh, manifestó que la estrategia “no dice nada”.

Walsh dijo que el sector no se recupero de la caída cuando el Labor Goverment implemento un programa de recuperación de costos hace cuatro años. Los productores de yabby, peces y crustáceos vieron incrementar los pagos por sus licencias en más de 400%.

Además, Walsh informo que la nueva estrategia debe tener como objetivo el de reducir la burocracia y reducir los costos. “Aquellas cosas fueron impuestas sobre la industria por el Gobierno en el 2004.”

Fuente: The Age