Por: Araceli Sánchez
GUAMÚCHIL (Debate).- La Reforma, Angostura. Según cuenta la historia oral, hace como 50 años aproximadamente la principal pesquería era la de escama, pero por diversos factores las especies se fueron agotando.

 

En la actualidad, el sector pesquero ribereño atraviesa por una difícil situación, y analizan alternativas que representen un repunte económico.

En este sentido quieren sembrar en el mar; es decir, ejercer proyectos de maricultura que son altamente rentables.

Recientemente, autoridades de los tres niveles de gobierno y representantes del sector pesquero, asistieron a Japón a conocer las técnicas utilizadas para producir pargo.

Armando Castro Real comenta que en Sinaloa se tienen mejores condiciones que en Japón para sembrar pargo, ya que el agua de las bahías tiene la temperatura ideal para que se reproduzca.

El presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras de la zona Centro añade que como negocio el pargo es mejor que la siembra de camarón en las granjas acuícolas.

El pescado se tendría en el medio natural en unas jaulas y no habría problemas de oxígeno, PH o enfermedades, lo cual representa un ahorro.

Además se podrían aprovechar las cabezas de camarón como alimento para el pargo, y de esta manera disminuir la contaminación ocasionada por estos desechos.

El dirigente pesquero informa que están elaborando un proyecto de maricultura, para solicitar recursos a través del programa Adquisición de Activos Productivos.

Asimismo, pretenden establecer una asociación con la iniciativa privada para reactivar un laboratorio de la federación con semilla de ostión y camarón.

Castro Real menciona que una fundación japonesa tiene un convenio con México por medio del Conacyt, para establecer un intercambio cultural.

"Ante esto necesitamos que el gobierno se suba no al barco, sino a la panga, para enviar personas a Japón a capacitarse."

Para que el sector ribereño se vea realmente beneficiado se requiere una política pesquera que permita un reparto justo de los recursos; es decir, se deben delimitar las áreas de pesca.

Proyecto. El alcalde Rolando Bojórquez Gutiérrez coincidió en que la maricultura sea la alternativa de solución para la pesca.

El presidente municipal expresa que empezarán a recolectar los pargos, para iniciar con el proyecto en busca de tener más opciones laborales para los pescadores.

Iniciará repoblación de larva de camarón

A finales de este mes se pretende iniciar con la repoblación de larva de camarón en la Bahía Santa María, con el fin de mejorar la producción para la próxima temporada. La meta para este año es recolectar 70 millones de postlarva, y de acuerdo a estimaciones de dirigentes pesqueros, si sobrevive un 20 por ciento se tendrían mil 400 toneladas de camarón como un extra para la bahía, pues la larva se rescata de los canales de llamada de las granjas acuícolas. El año pasado se logró recolectar de 55 a 60 millones de postlarva. La repoblación es un beneficio, porque aparte de aumentar la producción de camarón se generan empleos para los pescadores. Este programa se busca llevar a cabo con apoyo del Gobierno Municipal y los acuicultores del municipio. La propuesta es que en Empleo Temporal se incluya a los pescadores que trabajen en la repoblación de larva, la cual pretenden mantener en un promedio de dos meses, que es el tiempo de arribazón de postlarva de camarón. En años anteriores se emprendió el programa y participaron los propietarios de las granjas acuícolas. El objetivo es rescatar la larva y apoyar para que mejore la producción de camarón, que vean el esfuerzo del sector por mantener las especies en la bahía.

Fuente: http://www.debate.com.mx