Gerry O’Sullivan
© FAO GLOBEFISH 2008
Traducción: Aquahoy

Debido a que la estación de la ostra 2007 – 2008 fue cerrada, los productores informaron de ingresos satisfactorios por las buenas ventas durante el periodo pico de diciembre. Los esfuerzos de la industria para incrementar el valor de sus productos a través de la segmentación del mercado y las iniciativas de certificación, parecen dar frutos por la presencia de productos certificados en las tiendas minoristas franceses. Por el lado de la exportación, los mayores volúmenes y los valores unitarios confirman los resultados positivos para la estación actual.

 

Iniciativas de valor agregado en el mercado francés

Con un consumo anual de mas de 125 000 t, Francia es el principal mercado para la ostra en Europa. Ha pesar de los esfuerzos promocionales por ampliar las ventas en todo el año, la demanda permanece altamente estacional. Las ventas anuales, a nivel minoristas y catering, se concentra durante el periodo diciembre – enero, y particularmente durante las festividades de Navidad y Año Nuevo.

La actual estación 2007 – 2008 esta a la baja y los indicios preliminares puntualizan satisfactorios niveles de demanda, con mayores ventas en Navidad y bajas en Año Nuevo. De acuerdo a la asociación de la industria, el Comité National de la Conchyliculture (CNC), la tendencia crítica en el sector minorista fue superada en el periodo festivo. Las ventas de las ostras categoría medio (alrededor de 8 gramos) se redujeron de 3 a 5% previo a la estación, pero la demanda por ostras de mayor valor, incluido las “especiales” y la tradicional ostra plana (O. edulis) se incremento.

En los últimos años, la industria francesa viene siendo activa en dar valor agregado a su producción de ostras usando una variedad de herramientas comerciales, incluido la segmentación del mercado y la certificación. Ahora las ostras son vendidas en una región teniendo en cuenta su origen. Las iniciativas en el área de certificación incluyen la etiqueta de calidad “Label Rouge” que se usa para las ostras  producidas en la región de Marennes en el suroeste de Francia. La certificación “Label Rouge” en este caso, cubre varias características entre las cuales se incluyen la calidad de la carne y el proceso de cultivo natural que puede ser hallado en ciertos estanques de ostras en Marennes.

Un indicador de valor adicional generado por esta etiqueta puede verse en una simple comparación de precios durante la segunda mitad de la estación actual. Un paquete “Label Rouge” de dos docenas de categoría tres “Fine de Claires Vertes” (Conteniendo un matiz verde natural) fue comercializado a €15/paquete en una cadena de supermercados en la región de Paris. Este precio comparado con €13.90 para el paquete de tres docenas de ostras del mismo tamaño y de la misma región en una cadena competidora.

Incremento de la importación

Las estrictas regulaciones de planificación han restringido la expansión de la industria doméstica de la ostra. Como resultado, varios productores franceses y comerciantes están buscando proveedores extranjeros para ciertos grados y calidades. Las importaciones anuales en el orden de 3 500 a 4 000 t, mantienen a Irlanda como el principal proveedor y responsable de alrededor del 60% del volumen total. El requerimiento de importación de la industria se incrementa. El abastecimiento del extranjero se incremento en 18% en el 2006 y casi alcanzo 16% el año pasado. Irlanda se mantuvo como principal proveedor durante el 2007, con un 16% de incremento.

Fuertes exportaciones

Aun si es bajo en el contexto de la producción francesa total, el mercado de exportación permanece como una significativa fuente de ingresos para muchos productores en la industria. La tendencia de exportación ha sido positivo en los últimos años, los volúmenes de incrementaron en 19% durante el 2007, después de un incremento de 10% en el año 2006.

El total de volumen exportado para el 2007 alcanzo las 9 500 t, valorizados en casi €39 millones. Italia es el principal mercado para los exportadores franceses, con volúmenes anuales de mas de 5 000 t. La demanda en Italia es para ostras de categorías grandes, una tendencia que se complementa con la demanda doméstica francesa por categoría medio. El mercado de la ostra italiana se mantuvo relativamente estable en el periodo 2006 – 2007, con una importación anual de alrededor de 7 400 t.

A pesar los relativos volúmenes sin cambios, la participación italiana en el total de las exportaciones francesas se redujeron en el 2007 a 53% de 65% en el 2006. Esta disminución de debió a que se duplicaron las exportaciones a España, Holanda y Rusia, además del incremento de las ventas a Bélgica. El incremento en Bélgica confirmo segunda posición de este país como mercado de exportación para Francia, representando más del 10% del volumen total. El fuerte incremento en las ventas a España, ubico a este país en tercera posición superando a Alemania,  cuyas importaciones se incrementaron en solo 13%.

La tendencia del valor unitario para las exportaciones francesas el año pasado registró altos ingresos, en adición a los mayores volúmenes para los exportadores. El valor promedio para la exportación total se incremento en 12% a €4.06/kg. Entre los principales mercados para la ostra francesa, Rusia registro en valor unitario más alto durante el 2007, fue de €6.56/kg.

Actividades promocionales y exportación de los remanentes

La débil demanda domestica en Francia durante la primera parte de la estación dio como resultado en una transferencia del stock a la segunda mitad. Siguiendo las buenas condiciones de crecimiento, la composición del stock al inicio del 2008 incluyo un relativo alto porcentaje de categoría grande, pero ostras de buena calidad. Los productores esperaban mover los stocks remanentes durante las actividades promocionales organizados por el día de San Valentín. A nivel de exportación, la tendencia en el primer trimestre fue estable con volúmenes sin cambios en alrededor de 1 100 t en el periodo enero-febrero, en comparación a los primeros dos meses del 2007.

Más información aquí .