En recientes experimentos, las tasas de calcificación de dos tipos de moluscos, mantenidos en un ambiente cerrado en laboratorio, disminuyeron linealmente cuando se incremento los niveles de dióxido de carbono en el aire informó Hulip.com en su portal web.

 

Como las conchas de las criaturas crecen por un proceso de calcificación, o deposición de carbonato de calcio. Los datos de tres evaluaciones de la Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) predicen que la presión parcial del dióxido de carbono en la atmósfera podrían duplicarse para el año 2100, causando que la acidez del océano se incremente.

Este incremento de la acidez podría tener un efecto adverso en los organismos marinos calcareos, Gazeau et al. estudiaron las  tasas de calcificación de mejillones y ostras japonesas. Basados en los hallazgos de laboratorio, la calcificación de los mejillones y ostras puede disminuir en 25% y 10%, respectivamente, para el final de esta centuria si las predicciones de IPCC se cumplen.

Debido a que estas especies son importantes para el ecosistema y representa una porción importante de la producción de la acuicultura mundial, la disminución de estas especies podría potencialmente influenciar la biodiversidad de la costa y la función del ecosistema, además de conducir a pérdidas económicas significativas.