FORMOSA (Abierta Tv).- "Formosa responde a las condiciones ambientales para convertirse en el futuro generadora de proteínas animales sobre todo a partir de la promoción de la acuicultura", destacó el ministro de la Producción, Luis Basterra.

 

Agregó: "Se está fortaleciendo la infraestructura para que las empresas interesadas en encarar proyectos productivos puedan radicarse y ser eficientes en sus actividades, a lo que se agrega la llegada de las inversiones para que estos emprendimientos se lleven adelante".

El ingeniero Basterra afirmó que se cuenta con el caudal de conocimientos necesario para encarar ese proyecto y los recursos humanos capacitados, lo que permite iniciar el proceso de expansión de la producción. "Ya sabemos cómo hay que hacerlo. Ahora viene el proceso de multiplicación del modelo productivo", refirió.

El funcionario aclaró que la acuicultura es una actividad que tiene en este momento una gran oportunidad ya que el consumo de pescado está creciendo en la Argentina y no está siendo satisfecho adecuadamente a lo que se le suma la oportunidad que presenta el mercado externo.

"Así como consideramos bueno diversificar la producción también lo para el caso de los mercados", amplió para confirmar que primeramente se avanzará hacia la satisfacción de la demanda del mercado nacional y regional hasta ajustar todos los procesos, aunque paralelamente se irán haciendo experiencias de posicionamiento de los productos formoseños no solamente en la Unión Europea sino también en terceros países.

La expansión

Al consultársele al ministro acerca de cómo se propiciará la expansión de estas actividades productivas, explicó que "se trabajará, por un lado, en la generación de infraestructura para disponer de agua en calidad y cantidad suficiente como para llevarlas adelante".

Añadió: "El Gobierno provincial ya viene trabajando con las obras de regulación y manejo de toda la cuenca del Pilcomayo y del sistema del bañado La Estrella que garantizan la disponibilidad del recurso y el desarrollo de nuevas áreas en las cercanías del río Paraguay".

"Pero además trabajaremos para la comprensión de la dimensión que tiene la acuicultura en el sector empresario porque por ser novedosa, de innovación, la propensión a ingresar en ella es siempre baja ya que la gente es más proclive a las actividades principales que ya ha demostrado ser productiva y rentable", consignó para insistir en que "nuestro desafío consiste en conseguir que los hombres de empresa tomen exacta dimensión de la potencialidad que tiene una actividad como esta".

Basterra ubicó como tercer elemento que maneja el Gobierno para encaminar esta expansión el desarrollo de los instrumentos que permitan que aquellos que toman la decisión tengan la posibilidad de acceder a la actividad de la manera más adecuada posible.

Insistió en que están dadas las condiciones para hacerlo porque se dispone de un producto para ingresar en el mercado, se cuenta con los actores y cuando se dispone de ambos se toma el riesgo patrimonial que implica la inversión de recursos propios o la toma de créditos que financien el comienzo de la actividad.

El procesamiento

Reconoció el titular de la cartera productiva local que el proyecto de cría de peces conlleva inmediatamente su procesamiento, poniendo como ejemplo lo que ocurre en Clorinda con la firma "Isla Pe" que ha desarrollado todo el proceso desde la reproducción de pacúes hasta el procesamiento final que ingresa en el mercado tanto como carne molida cuanto como filetes o hamburguesa de pescado.

Destacó que la demanda local es de tal magnitud que absorbe toda la producción provincial que se realiza sobre unas 300 hectáreas habilitadas en distintos puntos del territorio. "La acuicultura tiene en nuestra provincia totalmente cerrada la cadena de producción porque además del proceso en si agrega la provisión de alimentos sobre todo para los pacúes que no demandan insumos extra-provinciales ya que el alimento que reciben consiste en granos de arroz, soja y maíz", resaltó.

De todos modos, aclaró que también funcionan plantas que se encargan de la fabricación de alimento balanceado. En el caso de la reproducción dijo que ni siquiera hay que importar las hormonas que inducen al proceso ya que se extrae aquí la glándula hipófisis que es la que estimula la maduración de los huevos en la reproducción asistida que se realiza para lograr los alevines.

"Tenemos totalmente cerrado el ciclo con la cadena de agregación de valor y cuando tengamos una producción de entre 800 y 1.000 hectáreas se necesitará un frigorífico que dará ocupación a unas 80 a 100 personas y lo interesante de la acuicultura es que se trata de una actividad muy demandante de mano de obra en términos relativos por unidad de producción de carnes", esclareció el funcionario.

A modo de ejemplo, dijo que un campo de 500 hectáreas demanda en ganadería la mano de obra de dos personas mientras que en acuicultura esa cantidad, solamente para gestionar ese medio millar de hectáreas, entre 25 y 30 personas, a lo que se agregan las que son afectadas al procesamiento de esa producción en los frigoríficos.

La mano de obra

"Es una actividad muy interesante desde el punto de vista de la distribución de la renta que genera mucha mano de obra", afirmó. Señaló que la actual realidad acuícola formoseña y la tendencia creciente con el aval del plan estratégico decidido por el gobernador Gildo Insfrán, consolida a la provincia el primer lugar como productora de peces en aguas cálidas.

Aunque hay un par de empresas en Misiones, la característica de la acuicultura en Formosa es el de disponer de un proceso que está abierto y a disposición de quien fuese y que "Isla Pe" dispone del único laboratorio comercial de alevinos de pacú en el país y tiene como destinatarios a productores de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Salta, Jujuy, Tucumán, Chaco y Santiago del Estero entre otras provincias y hasta a la misma Misiones, en este caso para abastecer a los pequeñas explotaciones.

Fuente: http://www.abierta.tv