El silencio descendió en la industria de la crianza del salmón cuando se anuncio que la Unión Europea (UE) esta preparando el retiro de las medidas anti-dumping en contra de Noruega.

 

De acuerdo a fuentes informadas en Bruselas, la larga disputa comercial entre la UE y Noruega por las importaciones más baratas del salmón noruego, esta llegando a su fin.

La UE impuso un precio mínimo de importación sobre el salmón noruego en el 2006, después de una década de disputa, indicando que el pescado era vendido a menores precios y que dañaba las piscigranjas en Escocia e Irlanda.

Noruega negó que sus exportadores estuvieran rompiendo las reglas del comercio y llevo el caso a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Después de una revisión interna de las medidas, los funcionarios comerciales de la Comisión Europea recomendaron a los estados miembros de la UE que el precio mínimo debe ser eliminado, según las fuentes de la UE.

El gobierno Escocés expreso su desacuerdo con esta posibilidad. La reacción de las granjas de salmón en Escocia ha sido mínima. Cerca del 90% de la industria viene siendo gestionada por multinacionales, la mayoría de Noruega.

Un portavoz de la Scottish Salmon Producers' Organisation, expreso: “Cada uno tiene su propia opinión sobre esto, así que nunca hemos realizado algún comentario.”

Un portavoz del Gobierno Escocés dijo: “Si lo resultados se dan de acuerdo a los resultados estaremos desilusionados. Continuaremos argumentando que las medidas anti-dumping no deben ser levantadas.”

Fuente: The Herald