LAS PALMAS DE GRAN CANARIA (Canarias 7).- Canarias es el único lugar de España que dispone de un depósito de microalgas, instalado en el Centro de Biotecnología Marina de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

 

Este banco representa, además, el segundo de sus características localizado en Europa (el otro está en Gran Bretaña) y el sexto del mundo que cuenta con la autorización de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Las investigaciones resultantes del trabajo que se desarrolla en el centro canario arrojan destacadas aplicaciones para los ámbitos de la biomedicina, nutrición, así como para la creación de biocombustibles.

El director general del Medio Natural del Gobierno de Canarias, Francisco Martín, que ha visitado hoy las instalaciones acompañado por el responsable de las mismas, Guillermo García, destaca el interés de los estudios que se realizan en el centro, que “puede convertirse en una fuente vanguardista y de futuro para la investigación en el campo de la biotecnología”.

Canarias tiene las mejores condiciones de la Unión Europea (UE), como son el sol y el agua de mar, para el desarrollo de la investigación de las microalgas. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Ejecutivo autónomo ha respaldado el análisis que de estos microorganismos se lleva a cabo en el Centro de Biotecnología Marina para su materialización a través de un programa europeo Life. La pretensión con esta solicitud a la Unión Europa es el conocimiento y conservación de estas microespecies, que habitan en las salinas, fumarolas y conos volcánicos de las Islas.

El objetivo del equipo investigador del centro dependiente de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria es complementar el depósito de microalgas existente con otro banco destinado al estudio del comportamiento de las microalgas extremófilas, que son aquellas que viven en ambientes extremos de salinidad, irradiación y altas temperaturas. El campo de aplicación de esta iniciativa es la exobiología, que la ciencia que se estudia el origen, la evolución y la expansión de la vida en el universo.

Francisco Martín destaca la gran riqueza en biodiversidad que hay en la Macaronesia, a la que pertenece Canarias. La creación del centro que alberga el depósito de microalgas responde a esta particularidad y los resultados que se obtengan de la clasificación y conocimiento de las características de estos microorganismos sintéticos permitirá la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para su conservación y contribución al incremento del valor natural del Archipiélago.

Francisco Martín, que define este proyecto como interesante y puntero, destaca las aportaciones que del mismo se pueden aprovechar para el desarrollo de productos nutracéuticos, que son aquellos alimentos que poseen un efecto beneficioso sobre la salud humana, médicos y biocombustibles.

Fuente: http://www.canarias7.es