CIEGO DE ÁVILA (Invasor).- Un programa de desarrollo de la acuicultura lleva adelante la Industria Distribuidora de la Pesca (INDIPES) en Ciego de Ávila, para garantizar el suministro de pescado a la población.

 

Este proyecto dispone de los alevines necesarios para su continuidad y se basa, fundamentalmente, en la ceba intensiva de la tilapia monosexo, de las que hay 480 000 en jaulas ubicadas en dos de los principales acuatorios de la provincia.
   
Michel Pérez Delgado, director de INDIPES en Ciego de Ávila, informó que esa cantidad de animales debe aportar unas 160 toneladas, de las cuales la mayor cifra se destinará al consumo social.
   
El sector potencia, además, el engorde en estanques y embalses naturales de otras especies como la claria, la carpa y la amura, a partir de las crías obtenidas en el centro de alevinaje de Morón, añadió Pérez Delgado.  
   
INDIPES en Ciego de Ávila termina el acondicionamiento de dos fábricas para producir masa y croquetas, con el objetivo de proporcionarle al avileño variedad de ofertas comestibles, que van más allá del filete o el picadillo de especies de agua dulce.
   
De enero a la fecha se entregó a la industria más de 400 toneladas de pescado, de las 1 300 previstas para el año, demostrativo del interés de los trabajadores de la rama por contribuir con la entrega cada vez más de alimentos.
   
Según datos internacionales, la acuicultura se ha ampliado hasta llegar a ser uno de los sectores de más rápido crecimiento y Cuba tiene en ella un potencial valioso para satisfacer la creciente demanda de productos acuáticos.

Fuente: http://www.invasor.cu