A pesar de sus múltiples beneficios, los canadienses son reticentes a consumir pescado. El adulto promedio en Canadá consume una sola vez pescado cada siete o diez días, a pesar de que la Food Guide de Canadá recomienda consumir pescado dos veces cada semana.

 

Las investigaciones muestran que Omega-3 DHA (ácido docosahexaenoico), un ácido graso esencial que puede ser hallado en el pez, tiene un efecto positivo en la salud del corazón y juega un importante rol en el desarrollo normal y funcionamiento del cerebro.

El Omega-3 y el EPA (ácido eicosapentaenoico) juegan un importante rol en reducir el colesterol, reduciendo el riesgo de cáncer y enfermedades de los ojos, actuando como un anti-inflamatorio y ayudando a prevenir la depresión y la pérdida de memoria.

Aunque la Health Canada ya cuenta con guías oficiales para el consumo diario de omega-3, la Amercian Dietetic Association y Dietitians of Canada recientemente publicaron un informe haciendo recomendaciones.

Ambas organizaciones concluyen, para la salud en general, que los adultos deberían consumir 500 miligramos de ácidos grados omega-3, conocidos como DHA y EPA, cada día. Para los niños, las recomendaciones son 70 miligramos diarios de DHA y EPA para los niños mayores de tres años y 29 miligramos para los niños de dos a tres años de edad.

Debido a la precaria situación de las poblaciones de salmón silvestre, el salmón de crianza podría ser una gran opción para obtener los omega-3, aun cuando algunos informes en el pasado incrementaron la preocupación por los altos niveles de toxinas.

Sin embargo, el mas reciente Market Basket Study de la Food and Drug Administration (FDA) de USA, demostró que la cantidad absoluta de contaminantes orgánicos como PCBs en el salmón de crianza es comparable a la de otras fuentes de proteína como carne de aves, carne de vaca, huevos, mantequilla y carne de cerdo.

Health Canada, FDA y World Health Organization están de acuerdo que el salmón de crianza y silvestre contienen niveles trazas similares de PCBs y que se encuentran dentro de las guías de seguridad.

Fuente: BC Salmon Farmers Association