LA PAZ (Vanguardia).- Baja California Sur, con sus condiciones de sanidad e inocuidad en sus cuerpos de agua, esta por incursionar en otra rama de la acuacultura, la maricultura de ornato, una opción de aprovechamiento de los recursos marinos.

 

El responsable Técnico de la Unidad Piloto de Maricultura de Ornato (Upimar), Rodolfo Martínez Pecero, dijo que después de tres años de trabajo de investigación, el próximo lunes inaugurarán un espacio de 320 metros cuadrados para esta actividad.

 

En entrevista, expuso que la Unidad Piloto, es un proyecto hecho realidad que rescata un nuevo recurso marino, considerado como "basura" desde hace 40 años en los cultivos de almejas y ostiones.

Explicó que la fauna de acompañamiento en los cultivos de almejas y ostiones es de aproximadamente 130 especies, de las cuales 60 son de peces, otras de langostas, jaibas, camarones, concha nácar, madre perla, pata de mula y otros.

El aprovechamiento de esta "basura", como le llaman los maricultores, se posibilita al comercializar las especies señaladas en su edad juvenil, ideales para acuario, así como la suma de otras que no son conocidas, pero pueden también ser aprovechadas.

"Tenemos muchas compañías interesadas en adquirir estas especies de ornato y ese es el trabajo que iniciaremos en la bahía de La Paz con la maricultura, todo ello sustentado en estudios científicos y con los permisos necesarios", acotó.

Precisó que el objetivo primordial de este proyecto es darle valor agregado a estas especies de acompañamiento en su etapa juvenil y comercializarlas como organismos de ornato que tienen una alta demanda a nivel nacional e internacional.

La Unidad Piloto posee 320 metros cuadrados de superficie y un potencial que podrá llegar a una capacidad instalada de 120 metros cuadrados de agua de mar en sistemas de recirculación modernos, para el manejo de 20 a 30 mil organismos.

Rodolfo Martínez explicó que en el proyecto de investigación conjunta intervinieron instituciones como la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre otras.

Expuso que el proyecto está financiado por la Comisión Nacional de Areas Naturales Protegidas (Conanp), tres empresas particulares y cuatro sociedades cooperativas de producción pesquera.

Las cooperativas pesqueras Playa de Guadalupe, Hermanos Calderón, La Partida y Tecno Cultivos, que integran a 34 miembros, consideraron a la maricultura como una opción para aprovechar los recursos marinos, porque la pesca tradicional va en decremento.

Las empresas Vanguardia Acuarística de Guadalajara, Petmmal del Distrito Federal y Biomat del Caribe de Quintana Roo, estarán a cargo del estudio de factibilidad económica para el aprovechamiento de aproximadamente 120 especies.

Martínez Pecero apuntó que proyectos como éste, permitirán conformar la cadena comercial para la generación de empleos en la costa, bien remunerados, con impuestos y divisas, en apoyo al conocimiento y desarrollo económico regional.

El investigador explicó que con este tipo de proyectos se busca un manejo adecuado de los recursos renovables de la entidad, su biodiversidad y riqueza costeras, para que puedan conservarse sin dejar de ser productivas.

Fuente: http://www.vanguardia.com.mx