VIEDMA (Agencia Digital de Noticias).- La legisladora María Inés Maza – Encuentro – Frente Grande- pretende declarar de interés científico, tecnológico y productivo a la cría del caballito de mar. Considero que estos emprendimientos “marcan el deseo de progreso en un marco de crecimiento responsable y deben ser subrayadas y acompañadas”.

 

La legisladora María Inés Maza – Encuentro – Frente Grande- presentó un proyecto tendiente a declarar de interés científico, tecnológico y productivo a la cría del caballito de mar (Hyppocampus patagonicus).

Se trata de la que se realiza en el Área Maricultura del Instituto de Biología Marina y Pesquera “Alte. Storni” (IBMP), Criadero de Especies Marinas (CRIAR), de San Antonio Oeste.

La legisladora Maza consideró que “estos emprendimientos, que llevan adelante científicos comprometidos con el estudio pormenorizado de la vida en nuestro planeta, están orientados a su sustentabilidad y la articulación del medio ambiente en un desarrollo sostenido con las diferentes culturas del Hombre, privilegiando la equidad ante todo”.

Expresó asimismo que “estas pequeñas grandes cosas que pasan en nuestra provincia, que marcan el deseo de progreso en un marco de crecimiento responsable, deben ser subrayadas y acompañadas”.

Cabe destacar que a principios de este año, el Criadero de Especies Marinas CRIAR dependiente del Área Maricultura del Instituto de Biología Marina y Pesquera “Alte. Storni” (IBMP) informó que se había logrado completar con éxito la etapa experimental de cría del caballito de mar.

El desarrollo de esta investigación tecnológica comenzó en junio de 2007 con la aclimatación en acuarios de dos parejas de caballitos de mar colectados en la bahía de San Antonio.  

La etapa experimental se inició con la puesta a punto de las condiciones de cultivo de los progenitores, básicamente la regulación de la calidad de agua, la alimentación en base a organismos bentónicos y Artemias enriquecidas cultivadas en criadero, y el control de los parámetros físico-químicos del agua de los acuarios.

Las parejas iniciaron exitosamente sus cortejos que culminaron en el apareamiento y la transferencia de ovocitos desde la hembra hacia el macho. Actualmente se cuenta con  la primera generación de juveniles de criadero constituida por 100 ejemplares.   

Existe un mercado mundial ávido de caballitos de mar, tanto por su valor para la medicina oriental tradicional como por su valor para acuarismo y “lograr el éxito en su cultivo producirá un desarrollo tecnológico transferible y, adicionalmente, permitirá contribuir a disminuir la presión de pesca sobre sus poblaciones naturales generando poblaciones autos sustentables de criadero”, consideró la legisladora.  

Fuente: http://www.adnrionegro.com.ar