LA RIOJA (El Correo Digital).- La planta de biodiésel que se construye en Calahorra comenzará a producir en enero del próximo año a partir de la soja, en su mayor parte, pero estudia otras alternativas, como las algas que se cultivan en España, para evitar tener que depender del aprovisionamiento de materia prima de otros países.

 

Según datos facilitados por el grupo Iniciativas Energéticas, promotor de la planta, el sector de los biocombustibles en España trabaja seriamente desde hace unos meses porque todas las expectativas iniciales que tenía se han transformado.

El proyecto de esta planta, que será de las más grandes de España, tiene una inversión de 70 millones de euros. La planta, cuyas obras están al 75% de su ejecución, se construye sobre una parcela de 180.000 metros cuadrados, aunque la superficie ocupada son 60.000.

250.000 toneladas

Según la compañía, las obras cumplen los plazos previstos y estará operativa en enero de 2009 para comenzar a producir unas 250.000 toneladas de biodiésel al año y facturar por valor de unos 200 millones de euros anuales.

El 75 por ciento de la producción se exportará a Europa y el resto se destinará al mercado nacional.

El negocio, inicialmente, se hará mediante 'trading', que son plataformas que operan en la compra de aceites vegetales y la venta de biodiésel en los mercados internacionales.

La mayor parte del biodiésel se elaborará a partir de aceite de soja procedente de Sudamérica y un 10% será de aceite de palma (procedente de África o Indonesia) o colza (Europa del Este).

El puerto de Bilbao será la plataforma de entrada y salida de la mercancía, que reducirá en un 80 por ciento las emisiones de anhídrido carbónico.

Fuente: http://www.elcorreodigital.com