(Radio Morón).- Más de 25 mil hectáreas acuícolas del Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila son repobladas con crías de peces en busca de darle continuidad al proceso de producción de alimentos en ese ecosistema.

 

Los embalses Puente Largo, con una década sin explotarse por el sector de la pesca, La Redonda y otras áreas de inundaciones, reciben a siete millones de alevines de las especies de tilapia, carpa y amura.

Michel Pérez Delgado, director de la Industria Distribuidora de la Pesca (INDIPES) en la provincia, informó que el objetivo es emplear de forma más efectiva todos los acuatorios del territorio para garantizar el suministro de pescado a la familia avileña.

También se instalan sistemas de trampas para capturar a la claria y mitigar así el efecto negativo que causa en el medio ambiente, acotó la fuente.

INDIPES aquí potencia, además, la ceba intensiva de la tilapia monosexo, de las que hay 480 mil en jaulas ubicadas en las presas Las Margaritas y El Calvario para en un periodo de seis meses lograr unas 160 tonelada en masa.

Está comprobado que los humedales constituyen uno de los ecosistemas más productivos, pues brindan incontables beneficios económicos y sociales, como la obtención de alimentos y madera.

El del Norte de Ciego de Ávila clasifica entre los seis del país de interés internacional y abarca a las localidades de Morón, Primero de Enero y Bolivia.

De forma permanente viven allí más de 20 mil aves acuáticas, entre ellas, flamencos rosados, pelícanos, corúas y algunas consideradas raras, como yaguasa criolla, pato Bahamas y grullas.

Fuente: http://www.radiomoron.cu