El Gobierno de Panamá anunció hoy un proyecto de masificación de producción de peces para asegurar la alimentación en las zonas rurales dentro de su política de enfrentar los problemas de seguridad alimentaria.

 

La Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP) señaló que será la entidad encargada de desarrollar el Proyecto de Desarrollo y Masificación de Acuicultura Rural, con el que se calcula saldrán beneficiadas unas 8.000 personas a nivel nacional.

La iniciativa consiste en la producción masiva de peces para el consumo humano como lo son la tilapia (Oreochromis niloticus) -como pez principal- y los colosomas (Colossomas sp), que pueden criarse en estanques, como parte del programa de seguridad alimentaria que impulsa el Gobierno.

Este proyecto, que ejecutará la Dirección de Fomento a la Productividad y Asistencia Técnica de la ARAP, consta de 32 módulos y busca construir 60 estanques para la reproducción de estos peces.

El proyecto apoyará a los productores con asesoría técnica, alimentos para los 'alevines' durante el primer año de esta etapa, tuberías para los estanques y las semillas de tilapia, a fin de lograr la sostenibilidad del proyecto, según la información.

La ARAP desarrollará planes de manejo en grandes lagos como es el caso de La Laguna de San Carlos (al oeste de la capital), Lago de Río Sereno en el distrito de Renacimiento, provincia de Chiriquí, en la frontera con Costa Rica, y en La Yeguada, en el distrito de Calobre, provincia central de Veraguas, unos 300 kilómetros al noroeste de la capital.

En diciembre de 2007, la ARAP depositó más de 7.000 crías de tilapias en la Laguna de San Carlos, unos 108 kilómetros al oeste de la capital, durante el inicio de este proyecto.

La tilapia es una especie de crecimiento acelerado, tolerancia a altas densidades, adaptación al cautiverio, aceptación a una amplia gama de alimentos, resistencia a enfermedades, carne blanca de calidad y amplia aceptación, lo que ha despertado gran interés comercial en la acuicultura mundial.

Fuente: Terra Actualidad - EFE