De acuerdo al informativo Once Digital, el presidente de la Cámara de pescadores y acopiadores de Victoria, Ramón Gracilazo, confirmó que el lunes, presentarán al gobierno un proyecto para solicitar “que hagan laboratorios de siembra y cría de pescados, porque cada vez hay menos peces”.

 

El dirigente informó a AIM que “el lunes a las 11 le solicitaremos al secretario de la Producción, Daniel Welschen, que se haga definitivamente el laboratorio de cría y siembra del pescado, porque es evidente que desde el gobierno se toman medidas siempre creyendo que la naturaleza nos repondrá la fauna, que no digo que sea negativo, pero el resultado que vemos es que cada vez hay menos pescados y el tamaño es menor”.

Garcilazo afirmó que “desde la Cámara hicimos seminarios y hablamos con gente de ciencia, quienes nos informaron que Chile, que es un país mucho más pequeño, exporta pescado de siembra y China, que es un país enorme, con miles de millones de personas, alcanza a exportar y nosotros que estamos en un territorio de pesca de más de 3 millones con los humedales entrerrianos, que es uno de los lugares más grande y mejor para la cría de peces sábalo, dejamos que pasen los años sin aprovecharlo”.

Asimismo señaló que “queremos que se haga un laboratorio donde se críe 14 variedades de peces”, y prosiguió: “espero que el gobierno nos escuche e invierta en la siembra del pescado, porque es la forma de reponer, no hay otra forma, ya que día a día hay más pescadores, al no haber trabajo la gente se dedica a la pesca y ahora habrá un nuevo precio porque se abrirá la exportación y la gente va a las islas, pero si no se repone el pescado peligrará nuestra fuente de trabajo”.

Garcilazo afirmó que las medidas que tomó el gobierno “son transitorias, en definitiva si no reponemos la fauna como enseña la práctica mundial, no solamente de la ciencia argentina, estamos liquidados”.

La siembra del pescado “se puede realizar de dos modos: utilizando las islas o realizando piletas. Aquí se podría hacer de un modo natural, ya que se utilizarían las lagunas que tenemos o como se hace en Santa Fe mediante piletas”, y prosiguió: “no importa la forma sino que se haga, porque es barato el costo porque podemos sembrar hasta un millón por día, de distintas especies”. Asimismo afirmó que “acá podría trabajar mucha más gente e instalarse más frigoríficos, sin el peligro de que se acabe el recurso”.

Para realizar el laboratorio “el costo de inversión inicial es de 150.000 pesos y produciría diamante para Diamante, Gualeguay y Victoria”.