CURITIBA.- Una medida provisional de reestructuración de la deuda rural anunciada por el presidente Luiz Luda da Silva, tiene como objetivo el de destinar R$ 400 millones para renegociar la deudas del sector de la pesca y acuicultura, informo el ministro de la Secretaria Especial de Aqüicultura e Pesca, Altemir Gregolin.

 

“Serán beneficiados cerca de 70 mil pescadores, maricultores y piscicultores que han contraído deudas principalmente por intermedio del Programa Nacional de Fortalecimento da Agricultura Familiar (Pronaf)” dijo el ministro.

De acuerdo con Gregolin, esto es importante porque va a permitir la recuperación de la capacidad de inversión en un momento que los precios agrícolas y de los productos pesqueros están creciendo en el mercado internacional.

En el país, la actividad de la pesca y acuicultura mueven un millón de toneladas al año, propiciando la creación de 800 mil empleos directos y 2,5 millones de empleos indirectos. “El potencial de producción brasilero puede llegar a 20 millones de toneladas, porque tenemos un mercando nacional e internacional creciente” afirmó Gregolin.

El brasileño promedio consume poco pescado en relación con el promedio mundial. Solo 7 kg año-1 por persona, mientras que el promedio mundial de consumo es de 16 kg per capita. “En los últimos años hemos observado un incremento del consumo, principalmente en las grandes cadenas de supermercados. El año pasado se registro un crecimiento de 16% en las ventas de pescado en el país,” comento Gregolin.

Fuente: Agência Brasil