La industria de salmón escocesa esta bajo amenaza y miles de empleos están en riesgo, debido a la decisión de la Unión Europea para levantar las medidas anti-dumping que prevenían que las importaciones noruegas mas baratas inunden el mercado.

 

Los últimos esfuerzos de los gobiernos del Reino Unido e irlandés para mantener las medidas fallaron, debido a que los productores de salmón noruego ganaron su batalla para levantar el precio mínimo de importación, que les fue impuesto hace dos años.

Las medidas anti-dumping fueron implementadas hasta el 2011, para dar a la industria escocesa e irlandesa el tiempo necesario para que reestructuren y se concentren en los mercados nichos, que vienen haciendo con algún éxito.

La Comisión Europea recomendó que hay poco riesgo de que Noruega reasuma sus prácticas previas y que la acción punitiva esta llegando a su fin.

El Gobierno lucho por mantener el precio mínimo de importación, argumentando que había razones para creer que las importaciones baratas podrían incursionar nuevamente en el mercado. Asimismo, puntualizo que la Unión Europea no seria capaza de absorber el incremento de volumen de Noruega y advirtió que la industria escocesa sería incapaz de competir.

Los líderes de la industria escocesa indicaron que están rumbo al desastre. Angus MacMillan, del Grupo de Productores de Salmón de la UE, informo que existen razones para creer que la industria escocesa esta en riesgo por las importaciones baratas y que 4 000 empleos se podrían perder en Escocia como resultado.

Fuente: The Times Online