MANILA.- Los dueños de las jaulas de crianza de peces en el lago Laguna solicitaron a la presidenta Gloria Macapagal-Arroyo que ordene a la Laguna Lake Development Authority para que detenga el desmantelamiento de sus estructuras, indicando que esto podría conducir a la perdidas de empleo y a la escasez de pescado, lo que podría afectar a Manila u otras áreas cercanas.

 

Mariano Filart, presidente de la Fishpen and Fishcage Operators Associations of Laguna de Bay (FFOALB), informó que ellos escribieron a la presidenta Arroyo el mes pasado, después que el Secretario Ambiental, Lito Atienza, anunció su intención de sacar a todas las estructura ilegales del lago.

Según Filart, las jaulas de crianza de peces fueron culpadas de la contaminación en el agua del lago.

“A la luz de la actual situación de Filipinas, en donde experimentamos la escasez de arroz y alimentos, y el continuo incremento de los precios del combustible y electricidad, el gobierno debería detener la demolición de las jaulas, que son las principales fuentes de bangus y tilapia baratas, hasta el momento en que el gobierno pueda mostrar el desarrollo de áreas alternativas para la acuicultura” indico Filart.

El algo produce de 45 000 a 50 000 t de pescado al año, y según los datos de FFOALB, es el hogar de alrededor de 18 000 has de jaulas para la crianza de peces.

“Sin un reemplazo, experimentaremos la volatilidad de los precios del pescado, los que lo convertirá probablemente en un alimento inalcanzable para los pobres,” dijo Filart.

Filart explico que los desechos domésticos e industriales que se descargan en el lago son los culpables de la contaminación del agua, y no las jaulas de los peces.

Fuente: Inquirer