Tepic. De acuerdo a información publicada por Periódico Express, la acuacultura es una de las tres principales actividades productivas en el estado. Sólo en el 2005 generó más de 500 millones de pesos, contra el escaso presupuesto asignado.

 

El 80% de los productores son cooperativistas o ejidatarios. “Merece, y vale la pena, darle empuje para que genere empleos en zonas de alta marginación” opina Maximiliano López Freedman, presidente del Comité Estatal de Sanidad Acuícola del Estado de Nayarit, sin embargo muchos de los problemas de este sector son producto de la falta de ordenamiento y regulación.

Sus necesidades se concretan a que las autoridades ejerzan acciones concretas para consolidar las zonas ya establecidas, bajo un esquema de ordenamiento y regulación al 100% y la creación de un marco legal.

Los datos del Consejo de Sanidad indican que los acuicultores de camarón están en 132 granjas y 6 laboratorios; más 4 cooperativas de ostión (con aproximadamente 480 socios) y 27 unidades para producción de tilapia. Los pescadores son otro tema, pero en condiciones de marginación y pobreza.

Nayarit es el segundo estado a nivel nacional en productividad en acuacultura, antes está Sonora. Hace tres años los productores sacaban 400 kilos por hectárea; actualmente obtienen 1.7 toneladas por zafra, producen cuatro veces más, a pesar de la caída del precio y ser un producto de amplia demanda internacional.

México carece de una ley de acuacultura y un reglamento o normativa de sanidad acuícola; lo que motivó a los productores locales a entregar a la Cámara de Diputados una iniciativa para la ley de Acuacultura Sustentable para el Estado de Nayarit.

Es preocupante porque no tenemos un respaldo jurídico para poder crecer y tomar nuevas iniciativas, expresó el presidente del Comité de Sanidad Acuícola “más triste si se dan cuenta de la conformación social de la acuacultura en el estado”. Concluyó.