SANTIAGO ( Ecocéanos News).- El Centro Ecoceanos, junto a sindicatos del salmón y la campaña internacional Puresalmon.org exigirá esta semana en Noruega a los accionistas de la compañía Marine Harvest que realicen un estudio sobre los costos y beneficios de implementar en Chile los mismos estándares que utilizan en aguas nórdicas y aplicar tecnologías limpias en todos sus procesos productivos.

 

La solicitud será presentada esta semana en Oslo, en la reunión anual de inversionistas de Marine Harvest, la mayor compañía salmonera de Chile y del mundo. A esta actividad asistirán representantes de Ecoceanos, de la Federación de Trabajadores de la Industria Pesquera de Puerto Montt, de OXFAM y de PureSalmon.org.

“Queremos que los accionistas exijan al directorio un estudio de costos y beneficios que tendría solucionar los graves problemas sanitarios en Chile, mejorar las medidas ambientales en sus centros de cultivo e incorporar tecnologías alternativas”, dijo el médico veterinario Juan Carlos Cárdenas, director de Ecoceanos.

Agregó que es “necesario comparar estos resultados con lo que significará la expansión geográfica y productiva de esta multinacional hacia los frágiles canales y fiordos de las australes regiones de Aysén y Magallanes”.     

“El gobierno de Noruega debe tomar inmediatas medidas para asegurar que la filial de Marine Harvest en Chile no siga operando de una manera que no sería permitida en Noruega, lo cual esta afectando a nuestro medio ambiente, el patrimonio sanitario acuático, los  trabajadores y las comunidades costeras locales”, agregó el médico veterinario .  

Marine Harvest es la principal compañía salmonera involucrada en el brote de virus ISA en Chile, ya que de los 21 centros de cultivo afectados, 13 corresponden a empresas de capital noruego.

Nueve centros de cultivo de Marine Harvest y cuatro de Mainstream-Cermaq han sido afectados por esta enfermedad que continúa desplazándose hacia la contigua región de Aysén

Esto ha significado el cierre de plantas procesadoras y de centros de cultivos, con el inmediato despido de miles de trabajadores.

El brote de virus ISA ha significado entre otros factores, la caída del 3,9% de la producción y el 12% de las exportaciones chilenas de salmón.

Los sindicalistas y ambientalistas sostendrán además reuniones con oficiales de gobierno, legisladores, organizaciones ciudadanas noruegas, empresarios, y miembros del cuerpo diplomático de Chile y Noruega.

Fuente: http://www.ecoceanos.cl