SANTIAGO (El País).- La "retirada inmediata" del Plan Acuícola fue el objetivo principal de la concentración ecologista en la Praza de Praterías contra las "amenazas" que sufren el litoral y la costa de Galicia. En la concentración, convocada por 14 organizaciones coincidiendo con la celebración del Día Mundial de los Océanos, participó un centenar de personas.

 

En Vigo, por su parte, varios centenares de vecinos del barrio de Teis protagonizaron una marcha para reclamar accesos libres a la playa de Ríos.

El secretario ejecutivo de la Asociación por la Defensa Ecolóxica de Galicia (Adega), Fins Eirexas, censuró el Plan Acuícola proyectado por la Consellería de Pesca porque "por 1.800 puestos de trabajo" no se pueden "contaminar y ocupar tres millones de metros cuadrados de costa virgen" cuando "sólo" de la acuicultura a flote viven 16.000 personas. "Está claro por lo que hay que apostar, pero si la Xunta quiere apostar por otra cosa, nos va a encontrar enfrente de cada localización de cada gigantesca granja de muerte, que es lo que son las piscifactorías", advirtió Eirexas.

El portavoz ecologista también denunció los vertidos industriales y urbanos y la falta de sistemas de depuración, el urbanismo "agresivo y depredador" y la utilización de prácticas pesqueras como la dinamita, "a las que hay que poner coto". Lamentó además que en Galicia se localicen "las dos centrales térmicas de carbón más contaminantes de España, Meirama y As Pontes", y que esta comunidad esté "a la cabeza de toda Europa en emisiones de dióxido de carbono por habitante".

El manifiesto, leído por Xurxo Souto, lanzó un "mensaje de alarma y esperanza". Alarma, por la "irresponsabilidad" de los que ven en los mares una "fuente ilimitada de recursos para explotar" y un lugar en el que verter "todo tipo de residuos" y, respecto a la esperanza, la atribuyó a la capacidad de regeneración del mar y a la de las personas para actuar con responsabilidad y "garantizar un aprovechamiento sostenible de sus recursos".

En la marcha de los vecinos del barrio vigués de Teis se exigió a la Xunta y al Ayuntamiento de Vigo que los ciudadanos puedan acceder a la playa de Ríos a través de las instalaciones de la antigua Escuela de Transmisiones y Electricidad de la Armada (ETEA), que están cercadas y vigiladas por guardias de seguridad, según explicó el portavoz de Voces polo Litoral de Teis y vicepresidente del Plan Comunitario de Teis, Basilio Aragón.

Ambas plataformas convocaron marcha que partió a mediodía del instituto de la Guía-Obispado para dirigirse a la citada playa y acercarse a las instalaciones cerradas. Aragón criticó el reciente convenio entre Zona Franca, Xunta y Ayuntamiento de Vigo para el desarrollo de la antigua ETEA y reclamaron un espacio que "en su día se quitó a los vecinos" para construir las instalaciones militares, destinadas ahora a la Cidade do Mar.

Fuente: http://www.elpais.com