BERGEN.- El National Institute of Nutrition and Seafood Research (NIFES) ha analizado el contenido de cadmio y plomo en los ostiones y mejillones caballos cosechados en aguas noruegas. Los resultados muestran que los niveles se encuentran por encima de los límites máximos de la Unión Europea, cuando se analiza la glándula digestiva del ostión y el riñón del mejillón.

 


 

Cadmio en la glándula digestiva del ostión

 

El molusco se alimenta mediante la filtración del agua de mar. Durante el proceso ellos pueden asimilar partículas que contienen contaminantes. Los análisis de NIFES indican que los ostiones contienen poco plomo. La cantidad de plomo (0.02 – 0.08 mg/kg) es menor al límite máximo de 1.5 mg/kg de la UE.

Sin embargo, los análisis mostraron que el contenido de cadmio (3.4 – 8.4 mg/kg) excede los limites máximos de la UE si se mide todo el contenido del molusco, pero la mayor parte de esto se encuentra en la glándula digestiva. Si el contenido del molusco es medido después de la remoción de la glándula digestiva, los niveles de cadmio fueron menores a los límites máximos de la UE.  La cantidad de cadmio en el musculo y gónada (0.11 – 0.75 mg/kg) fue menor al nivel máximo permitido en la UE de 1 mg/kg. En Noruega es usual que estas partes sean consumidas.

Plomo y cadmio en mejillones caballos

Los mejillones caballos son menos conocidos que los ostiones, y frecuentemente son servidos como un manjar. La mayor parte del cadmio analizado en los mejillones se encontró en los riñones y no en la glándula digestiva, como en el ostión. Los niveles de cadmio en los mejillones caballo vario de 0.35 a 1.5 mg/kg y los mas altos niveles fueron hallados en las conchas mas grandes y viejas. Si los riñones son removidos, el nivel de cadmio en estas conchas también se ubica bajo los límites máximos de 1.0 mg/kg de la UE.

La concentración de plomo en los mejillones muestreados fue de 1.4 y 6.6 mg/kg. Mas del 90% del plomo presente hallado en las muestras de mejillón se encontró en el riñón.

Las autoridades del sector recomiendan la remoción de la glándula digestiva en los ostiones y el riñón en los mejillones caballo antes de ser consumidos.

Personal de Contacto
Kåre Julshamn, Head of Research, Surveillance, NIFES
Telefono: (+47) 99 48 77 01
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: National Institute of Nutrition and Seafood Research