(168 Horas).- La diputada Griselda Petri Vice-Presidente del Bloque Concertación presentó un proyecto de ley en el que propone crear un programa de investigación, generación, producción y promoción del cultivo de microalgas para la elaboración de biodiésel.

 

La exclusiva dependencia de los combustibles fósiles está llegando a su máximo. Muchos países están considerando y desarrollando alternativas hacia el proceso de combinación del mismo.

El biodiésel y el bioetanol son alternativas que se adaptan a los motores de los vehículos y otro tipo de máquinas. Sin embargo, el volumen necesario para satisfacer a todo el mercado es de tal magnitud, que pondría en serio peligro la sustentabilidad de la fabricación de los mismos, y ejercería presión sobre la producción y elaboración de alimentos.
En nuestro país, para hacer biocombustibles contamos con cereales o la caña de azúcar. Quizás, el futuro para nosotros es desarrollar biodiésel a partir de microalgas.

Entre las ventajas de la producción de microalgas, podemos mencionar que en una superficie de una hectárea puede producir el equivalente a 136.900 litros de aceite con microalgas, cuya biomasa seca contenga un 70% de aceite. En cambio, una hectárea de suelo fértil para cultivo de soja produciría 446 litros, para cultivo de maíz 172 litros y para el cultivo de palma 5950 litros. Su cultivo puede realizarse en “piletones” o fotobiorreactores en zonas geográficas con escasos recursos naturales.

Al respecto, la legisladora manifestó, “nuestra provincia promueve la producción del biocombustible en base a cereales, y debemos hacer lo propio con la de microalgas que favorece la producción de aceite en amplias proporciones”.

Y finalizó, “un Programa Provincial de investigación, desarrollo, generación, producción, uso sustentable y promoción del cultivo de microalgas con destino a la elaboración de biocombustible, situaría a la provincia en un segmento competitivo en la elaboración de biodiesel.”.

Fuente: http://168horas.com.ar