QUITO (Portafolio).- De esa forma espera reducir los costos de producción, como parte de unas reformas introducidas por el presidente Rafael Correa, para combatir esta amenaza en la economía de ese país.

 

Correa dijo el viernes que destinará 256 millones de dólares del presupuesto estatal anual para subsidios agrícolas y exoneración de impuestos para combatir la inflación que amenaza la economía ecuatoriana.

"Estamos sufriendo un grave problema inflacionario a nivel planetario, agravado en el país por el fuerte invierno y la depreciación del dólar", afirmó el mandatario en rueda de prensa, en referencia a la inflación anual de 9,29 por ciento que se registró hasta mayo, la más alta en los últimos años.

El mandatario ecuatoriano planteó "medidas contundentes para combatir técnicamente esa inflación por costos, básicamente externos, sin demagogias, ni populismo".

Los agricultores recibirán un subsidio semestral para la compra de fertilizantes e insumos agrícolas de 80 dólares del total de sus facturas pagadas y sobre el saldo un 5 por ciento adicional hasta 240 dólares.

El sector productivo y comercial dejará de pagar el 10 por ciento de su consumo eléctrico que hasta ahora era destinado a un fondo de electrificación rural.

Correa además pidió a la Asamblea Constituyente aprobar un decreto, que requiere su autorización, para exonerar del pago del impuesto a la renta durante 2008 y 2009 a los importadores de agroquímicos.

Dijo que las medidas costarán 256 millones de dólares anuales y serán evaluadas a finales de año.

Aclaró que se establecerán controles para que no existan abusos y empiecen a disminuir los precios, producto de los beneficios al sector productivo porque "esto va a dar resultados ya".

Meses atrás, el Gobierno intentó frenar el precio de algunos alimentos y estableció una tarifa oficial para la leche, prohibió las exportaciones de ahorros y empezó una campaña para vender productos básicos a bajos precios o con descuentos en sectores populares.

El Banco Central había proyectado que la inflación anual fuera de entre 3,4 y 3,9 por ciento; aunque el ministerio de Finanzas la había estimado en 5 por ciento. Ahora se espera que el índice no supere los dos dígitos, algo que no ocurre en el país desde hace años.

En el 2000, Ecuador registró una inflación anual del 91 por ciento, lo que llevó al gobierno del presidente Jamil Mahuad a establecer el dólar como moneda circulante. Mahuad fue derrocado por manifestaciones callejeras pero su medida se mantuvo.

Con el dólar como única moneda en el país, la inflación se controló, pero desde inicios del 2008 ha repuntado más del 1 por ciento mensual.

Reacciones

El presidente de la Cámara de Acuacultura del Ecuador, César Monge, consideró que las medidas "son buenas señales" para el sector productivo.

Durante el anuncio de Correa "ninguna de las medidas tuvo el rechazo de los presentes, lo que significa estiman que estas medidas sí pueden ayudar", dijo.

Fuente: http://www.portafolio.com.co