Huila (SNE). El presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, señaló este martes por medio de créditos a largo plazo y en buenas condiciones de interés, se recuperará la actividad piscícola de la represa de Betania, afectada en los últimos días por una mortandad de cerca de mil toneladas de peces.

 

“El Ministerio de Agricultura va a entrar a ayudar a recuperar la piscicultura allí. En unos casos a reestructurar créditos y en el caso de los pequeños productores que no tienen créditos, sino que arriesgaron su capital, a darles crédito, a largo plazo y en buenas condiciones, a darles apoyos, a ver si ellos pueden recuperar su producción”, precisó el Mandatario.

El anunció fue hecho por Uribe Vélez durante el homenaje que le rindieron a los nueve concejales que fueron asesinados hace un año, al parecer por un comando de las FARC, en el municipio de Rivera, Huila.

El Jefe de Estado sostuvo que a diferencia de esa masacre, en la emergencia de Betania no se perdieron vidas humanas, por el contrario –dijo- es un daño económico que se puede remediar con la ayuda de las instituciones involucradas.

“Esto es: son dos tragedias que vamos a comparar: La de acá, deja un dolor insuperable. Allá, gracias a Dios, no hay vidas humanas. Mientras no haya vidas humanas de por medio, todo lo superamos. Que este espejo de este dolor de aquí, nos de tranquilidad para superar el problema de los peces. ¡Lo superamos!”, agregó.

El Gobierno Nacional destinó recursos por 1.500 millones de pesos para apoyar a los piscicultores afectados por la mortandad, consecuencia –al parecer- por la falta de oxigeno en la represa de Betania (Huila).

Del total de recursos, mil millones se otorgarán a través de apoyos directos y los restantes 500 millones de pesos en un proyecto de ordenamiento de la actividad de la pesca en esta región, el cual será desarrollado por el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

Finalmente, el Presidente solicitó realizar una reunión en la que estén presentes los Ministerios de Agricultura y el de Minas, con el generador de energía de la represa y los piscicultores, para buscar un acuerdo (un ordenamiento) sobre la utilización del recurso hídrico.

“Porque allí el objeto principal es la generación de energía y han aparecido unos sub-produtos de gran importancia intensivos en generación de empleo, como la piscicultura. Pero lo que me preocupa es que eso se viene desarrollando hace diez años y no ha habido un entendimiento entre el generador y los piscicultores”, puntualizó.