OSLO.- El salmón fue el “menú” cuando el Ministro del Ambiente de Escocia, Michael Russell, y la Ministra de Pesca, Helga Pedersen, se reunieron el viernes.

 

Los dos ministros discutieron sobre las posibilidades de cooperación en acuicultura entre los dos países, a la luz de la probable remoción del precio mínimo de importación de la Unión Europea al salmón noruego.

Los ministros acordaron establecer un trabajo conjunto entre la industria, los funcionarios gubernamentales y los académicos, para discutir el impacto del cambio climático sobre la acuicultura.

Rusell manifestó: “El sector de la acuicultura es importante. El año pasado producimos 140 000 t de salmón y miles de empleos depende de la piscicultura. Por lo tanto, es vital asegurar que la acuicultura escocesa prospere.”

Fuente: Shetland Marine