Pucón (Ecoceanos News). Una compañía de cultivos marinos dedicada a la producción de alevines (peces juveniles) para la industria salmonera fue clausurada por la Municipalidad de Pucón por funcionar ilegalmente. Se trata de la empresa Piscicultura Quimeyco, instalada en la ruta que une a esta comuna con el balneario de Caburga, colindate con el Río Carhuello, en la zona de Villarrica. Esta piscicultura ha sido permanentemente cuestionada por la comunidad local por sus reiterados impactos negativos al medioambiente y a los ecosistemas lacustres de la zona.

 

"El 24 de enero, la piscicultura Quimeyco estuvo botando desperdicios de la piscicultura en el Río Carhuello, entre las 9 de la mañana a la 1:30, cuando llegaron vecinos a sacar fotos", señalaron a Ecoceanos News vecinos del sector.
En esa oportunidad, denunciaron que "fueron tantos los miles de litros, que el Río Carhuello cambio de color por kilómetros, y el hedor se sintió por mas de 3 kilómetros río abajo".

La secretaria municipal, Gladiela Matus, informó que el cierre de la piscicultura se debe a que principalmente no cumple con una serie requisitos legales e incumplimientos de la ley. Entre estos se encuentran la resolución sanitaria que aprueba el sistema de alcantarillado y de agua potable particular, requisitos que son condiciones sanitarias mínimas para lugares donde trabajan personas.

A ello se suman el hecho que deben realizar el cambio de uso de suelo, poseer el permiso de edificación y la resolución sanitaria que aprueba los planes de manejo de residuos sólidos y líquidos del centro de cultivo. "Con todos estos antecedentes, cómo no la vamos a cerrar", sentenció la profesional al Diario Austral.
 
Vecinas de la piscicultura celebraron la decisión municipal. Ruth Fernández dijo que "esta medida es ejemplificadora, ya que esta empresa constantemente había sido infraccionada por botar desechos contaminantes al Río Carhuello, además de ser una falta de respecto lo que ha hecho con el bienestar de los vecinos, quienes constantemente deben aguantar los malos olores que trae el río".

Bruce Wheeler, quien tiene su propiedad al costado de la factoría acuícola, celebró la medida administrativa, pero aseguró que los problemas de contaminación al afluente terminarán sólo con el cierre de la piscicultura. “Clausuraron la piscicultura, pero sigue operando. No existe un real control de los servicios públicos. Es imposible también que estén día y noche en el lugar”.

Frente a la protesta de trabajadores de la factoría por su clausura, Wheeler dijo a Ecocéanos News que “todos los vecinos estamos en contra de la piscicultura, porque somos los más afectados. Los trabajadores desconocen las ilegalidades y contaminación cometida por la empresa”.  

Agregó que “la empresa traslado a los trabajadores (una veintena) hasta la Municipalidad de Pucón para oponerse. Espero que los trabajadores puedan buscar otra fuente de trabajo y cierren la piscicultura. Además, en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) la empresa plantea que modernizarán su sistema de alimentación de peces, por lo que habrán despidos”.

FUERA DE LA LEY
Propietarios de terrenos afectados ya han iniciado acciones legales en contra de la empresa Piscicultura Quimeyco. Esto ante la inoperancia de los servicios públicos para fiscalizar a esta compañía y poder detener el conjunto de situaciones ilegales existentes, ya que el centro de cultivo ha operado sin los permisos administrativos de varios servicios estatales desde el inicio de sus operaciones el año 2000.

Los vecinos aseguran que la piscicultura cuenta sólo con la autorización del Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca). Pero ha sido en los últimos años que el sistema estatal ha comenzado a sancionar a esta empresa acuícola, desde que la empresa se propuso ampliar sus instalaciones para aumentar su producción veinte veces.
 
El 2005 se le ordenó paralizar una obra de ensanche del Río Carhuello, para lo cual no contaba con la autorización de la Dirección General de Aguas para la respectiva construcción de bocatoma. Esto, luego que Bruce Wheeler, junto a su mujer Loreley Gómez, denunciara que destruyeron cerca de cien metros de ladera, ensanchado dicho río, lo que alteró directamente su cauce.
 
La empresa se vio en la obligación de someter este nuevo proyecto al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), denominado “Ampliación Piscicultura Quimeyco”. Los vecinos demandaron que fuese presentado a través de un estudio, para tener el derecho a participar del proceso, pero no fue acogido por la autoridad.

La Corema en abril de 2006 decretó una medida provisional de paralización inmediata de obras al proyecto. La decisión fue adoptada tomando en consideración las denuncias recibidas por la ciudadanía y verificadas por el Comité Operativo de Fiscalización, quien constató una serie de irregularidades, entre las que destaca el inicio de obras de ampliación sin la autorización respectiva, el no cumplimiento de la resolución de restitución de cauce del río Carhuello, impuesta por la DGA.
Paradójicamente, Víctor Durán, quien fuera director de la CONAMA IX Región, es quien asesora a la compañía en este cuestionado proyecto industrial.

CRECE PREOCUPACIÓN POR IMPACTO DE PISCICULTURAS
La oposición al uso industrial de los ríos en zona turística en Pucón, ha ido en aumento, debido a que existe en la comuna parcelas de preservación, dada la gran diversidad de flora y fauna ribereña nativa.

De hecho, en el 2004 la Municipalidad de Pucón anunciaba que la Universidad Austral de Chile (Uach) realizaría un estudio para determinar el real impacto de las pisciculturas en el área lacustre de la Novena Región.

Y es que en la Araucanía se generan gran parte de los smolts (etapa de agua dulce del pez), que posteriormente es transportado al sur para ser adaptado al mar, engordar y ser exportado una vez que alcanza su tamaño adulto.

La IX Región, por sus características ambientales, participa de la primera etapa en el cultivo de salmónidos. "La zona es un importante centro de agua dulce y aquí se genera el 60% de los peces de agua dulce o smolts del país", afirma SalmonChile.

Según el gremio empresarial, a nivel de exportaciones se puede destacar que casi dos de cada tres peces que se exportan han nacido en la región.

Fuente: http://www.ecoceanos.cl