Una empresa de Tasmania esta usando las algas marinas para desarrollar una alternativa al medicamento Heparin.

 

Las pruebas en las cuales se emplean algas marinas cosechadas de las aguas de Tasmania para prevenir el sangrado, han tenido resultados positivos.

La empresa de biotecnología, Marinova, viene investigando por mas de 20 años las propiedades farmacéuticas de las algas marinas.

La empresa encontró que las molecualas del alga Undaria, que es considerada como una peste en Tasmania, tiene las mismas propiedades de la Heparin en prevenir la coagulación de la sangre.

La investigadora, Dr. Helen Fitton, dijo que las pruebas han tenido resultados positivos. De acuerdo con Fitton los productos de las algas podrían ser una mejor alternativa a la Heparin.

Fuente: ABC