(Teletrece Internet).- El principal objetivo es combatir el Caligus, un parásito que baja las defensas de lo peces y los deja susceptibles de adquirir el virus ISA.

 

Los últimos años no han sido buenos para la industria salmonera. Las enfermedades han sido la gran problemática del sector, provocando menores ganancias y despidos masivos.

Por esto es que los científicos se han enfocado en combatir al Caligus, un parásito que provoca heridas y estresan al pez y, lo peor, son inmuno supresores, es decir, debilitan sus defensas dejándolos susceptibles a bacterias y virus como el temido ISA.

José Troncoso, investigador del Centro Ewos Innovation que busca soluciones para la salmonicultura reconoce que "tenemos por objetivo generar dietas en este caso que contengan productos o aditivos en ellas que permitan hacer un aporte en la reducción del Caligus en los centro de cultivo".

Además, el alza en el precio de los alimentos también corre si hablamos de los salmones. La harina de pescado es el producto que más ha elevado sus costos. Por ello es que el reto es generar nuevas dietas para aliviar no sólo los bolsillos de los productores sino también al medioambiente.

"Los peces tienen que convertir ese alimento que están recibiendo y tienen que asimilarlo, no botarlo al medio y, de esa manera, obviamente no se está contaminando", destaca Mauricio Gavilan, director del Centro de Mar.

Recuperar las cifras de producción, mejorar la competitividad y aprender de los errores. Tareas que la salmonicultura tiene pendientes pero que la ciencia ya está haciendo su parte.