Bogotá (SNE). El Gobierno Nacional permitió de nuevo la venta de pescado en el Huila, luego de que pruebas de laboratorio del Invima, el ICA y el Instituto Nacional de Salud establecieron que la mortandad de peces, ocurrida en la represa de Betania, no obedeció a contaminación con metales pesados, organoclorados y organofosforados o cualquier otro material potencialmente nocivo para la salud.

 

Así lo informó el ministro de la Protección Social, Diego Palacio Betancourt, quien ordenó levantar la prohibición y permitir de nuevo la comercialización de pescado en el Huila, actividad que transitoriamente había sido suspendida.

Los expertos en el tema manejan la hipótesis de que la mortandad de mojarras rojas pudo estar relacionada con hipoxia (falta de oxígeno), por causa de la reducción de los niveles de agua en la represa, en virtud de los cambios climáticos registrados en las últimas semanas. Esto, sin embargo, está todavía por establecerse plenamente.

Palacio Betancourt anunció que este jueves viajará al departamento una comisión integrada por funcionarios de los Ministerios de Protección Social, Ambiente y Agricultura, así como del ICA. El propósito es buscar alternativas para las personas que sufrieron pérdidas económicas originadas por la muerte masiva de peces.

Adicionalmente, el Ministerio de la Protección Social adopta medidas de tipo sanitario, entre ellas sepultar debidamente los peces muertos.

Cabe recordar que alrededor de 1.500 millones de pesos fueron destinados por el Gobierno Nacional para apoyar a los piscicultores afectados por la mortandad de cerca de mil toneladas de peces en la represa de Betania.

Según el ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, del total de recursos, mil millones se otorgarán a través de apoyos directos y los restantes 500 millones de pesos en un proyecto de ordenamiento de la actividad de la pesca en esta región. Este proyecto será desarrollado por el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

Dijo que este plan de ayuda se está estructurando y que este jueves llegará a la zona una misión del Gobierno Nacional encabezada por el viceministro de Agricultura, Fernando Arbelaez Soto, para explicarles a los productores cómo pueden acceder a estos beneficios.

“Estamos mirando también como el crédito puede aliviar la situación, estamos trabajando a ver que tipo de garantías se pueden utilizar a la hora de estructurar estos créditos, ya que en esta actividad hay algunos problemas de garantías”, puntualizó.
Son cerca de 70 productores los afectados por esta situación, entre los que se cuentan seis grandes, el resto son pequeños y medianos productores.

La pérdida por las mil toneladas de pescado puede ascender a los cuatro mil millones de pesos.

La exportación desde el Huila de productos como tilapia puede llegar a los 60 millones de dólares anuales, lo que representa cerca de la mitad del total de exportación de este producto en todo el país, en su mayoría con destino a los Estados Unidos.


El Ministro de Agricultura dijo que a pesar de esta situación no se puede hablar en este momento de un problema de oferta del producto en el país, ya que hay más regiones que abastecen el mercado.