(El Correo Gallego).- El litoral gallego es una singularidad que hay que preservar. Así se deduce de las Directrices de Ordenación do Territorio, que pretenden un desarrollo equilibrado entre sus valores paisajísticos, ecológicos, urbanos y económicos. En las directrices se recuerda que la costa gallega agrupa a cuatro de las siete grandes ciudades y a las comarcas de mayor densidad de población.

 

Para este entorno, la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes está elaborando un plan específico. Ayer su titular, María José Caride, dijo que el texto está avanzado: se trata del Plan de Ordenación do Litoral.

Pero, mientras, las actuaciones anunciadas ayer en el acto público presidido por el titular de la Xunta proponen "preservar la costa limitando los nuevos desarrollos" y endurecen las condiciones para la implantación de parques acuícolas.

De ese modo, todas las acciones que se recojan en los planes de desarrollo urbano de los municipios costeros tendrán que definir la renovación de la fachada litoral con criterios de calidad e integración con el entorno.

Por lo que atañe a los aprovechamientos económicos, en las directrices se indica que "las nuevas plantas de acuicultura sólo se podrán emplazar en suelos de titularidad pública, explotados en régimen de concesión". Además, en áreas estratégicas de conservación no se permitirán nuevos parques eólicos ni huertas solares. La Xunta está dispuesta, asimismo, a completar el deslinde del dominio marítimo-terrestre y a promover acciones para la ampliación del dominio público marítimo-terrestre, con la vista puesta en la desafectación de zonas que ahora mismo son competencia de Defensa.

Se prevé, igualmente, una gestión integrada del sistema portuario gallego. Los de interés general tendrán conexión ferroviaria y acceso viario en alta capacidad a la red general.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es