JIQUILISCO (La Prensa Gráfica).- Los especialistas en acuicultura del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad de El Salvador (ICMARES/UES) lograron adaptar la tilapia roja al cambio climático en el laboratorio que han montado en cantón Potreros, de Jiquilisco (Usulután).

 

Según el coordinador de la entidad, Roberto Hernández, la especie se ha reproducido con éxito en un medio salino distinto y con cambios de temperatura experimentados en la zona.

“Con el cambio climático, hay una reducción del régimen hídrico, el agua dulce va a comenzar a escasear, el nivel de agua salada va a subir por el derretimiento de los polos, entonces la salinidad va a tener cambios bruscos, es clave adaptar las especies para que, independientemente de las variantes, el producto se mantenga”, explicó Hernández.

El proyecto busca entre sus metas más importantes contrarrestar la inseguridad alimentaria, ya que el país podrá contar con esta especie de pez pese al cambio climático, garantizando que no se perderá y que se reproducirá con rapidez para suplir la demanda.

Hasta la fecha, la tilapia ha sido la especie que mejor se ha adaptado al cambio salino, no así el camarón.

ICMARES proyecta trabajar también con róbalo, para diversificar la producción en la cooperativa.

En un término de tres meses, la tilapia está lista para consumo. La fortaleza local es que ellos mismos producen la semilla —o alevines—, que luego siembran en el laboratorio.

“Se busca fortalecer la capacidad local para que el cultivo de tilapia se masifique y se palie un poco la situación económica de las familias”, dijo Hernández.

En el laboratorio donde se cultivan las tilapas, se cuenta con tanques de fibra de vidrio en los que colocan un macho con cuatro hembras y se tienen bajo control las condiciones para la consecución del producto.

Fuente: http://www.laprensagrafica.com