BRASILIA (Prensa Latina).- El Gobierno brasileño se propone presentar el mes próximo un Plan de Desarrollo Acuícola y Pesquero para el periodo 2008-2011.

 

El 60 por ciento del pescado consumido en el país es capturado por 613 mil pescadores artesanales, y a pesar sus ocho mil 500 kilómetros de costas, Brasil produce solo un millón 50 mil toneladas de peces, moluscos y crustáceos al año.

Apenas el 26 por ciento de las capturas vienen de la acuicultura, que genera 270 mil toneladas al año.

El ministro de Acuicultura y Pesca, Artemin Gregolin, explicó a la prensa que esa es una de las razones por la cual el precio del pescado supera aquí al de otras carnes.

El plan es reducir el valor del kilo entre 20 y 30 por ciento para incentivar el consumo, que es de apenas siete kilos anuales per cápita, cuando lo recomendado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación son 12.

La propuesta del Gobierno es invertir en ese sector anualmente unos seis mil millones de reales (hasta tres mil 750 millones de dólares) para impulsar esa actividad.

Para resolver el problema, Brasil se propone mejorar la infraestructura construyendo terminales pesqueras y centros de integración con fábricas de hielo, explicó Gregolin.

También laborará para recuperar e incentivar la pesca artesanal, en tanto aspira a construir y restaurar embarcaciones para incentivar la industrial oceánica.

Además quiere crear nuevos centros de acuicultura en áreas marinas, bahías, ensenadas, lagunas costeras, estuarios, presas y ríos.

Fuente: http://www.prensalatina.com.mx