El movimiento de peces en una granja en Kent ha sido restringido después del brote de una enfermedad.

 

DEFRA confirmo ayer miércoles que varios peces murieron de Koi Herpesvirus (KHV) en la granja Shirkoak, cerca de Ashford.

La enfermedad puede causar altas tasas de muertes en los peces; afecta la carpa común y otras variedades de carpa como koi.

Los síntomas de la enfermedad incluyen branquias con sangre, parches blancos en las branquias o piel, ojos hundidos y comportamiento hiperactivo.

DEFRA indicó que quienes sospechen que sus peces han contraído el KHV, deben informarlo al Centre for Environment, Fisheries and Aquaculture (CEFAS).

Fuente: BBC