MARSAXLOKK.- Los ranchos de atún del Mediterráneo están sintiendo el impacto después que la Unión Europea (UE) implemento una serie de medidas para evitar la disminución de las poblaciones del pez.

 

“Este año, probablemente solo procesemos 500 t,” dijo Saviour Caruana, dueño de Fish and Fish, un rancho de atún aleta azul con capacidad de 1 200 t.

“Entregue un deposito de €500 000 a un pescador por su captura de este año, pero debido a que la UE cerro la estación pesquera antes, el no había capturado ni un solo atún. Algunos pescadores quebraran, y esto no es bueno para nosotros ni para las 26 personas que empleamos en la granja” destacó Caruana.

Al parecer las cuotas fueron alcanzadas rápidamente, la UE cerro la estación pesquera industrial del atún el 16 de junio, el periodo pico de la estación.

Cronológicamente sobre pescado, el atún del Mediterráneo es victima de la creciente demanda para sushi. Cerca del 70% de las capturas del Mediterráneo se envían a Japón, y se precios se incrementan continuamente.

El lunes, el remolcador italiano Cesare Rustico traslado 142 t de atún captura fuera de las costa de Libia, entre finales de mayo y mediados de junio, para Fish and Fish. Después de un periodo de engorde de seis meses, los peces son vendidos a los supermercados japoneses.

En el momento que el atún llega a los restaurantes de sushi de Tokio, el valor a alcanzado €100 (US$ 160) por kilogramo.

La UE y los grupos ambientalistas como Greenpeace y la Worldwide Fund for Nature (WWF) expresaron que este lucrativo negocio es incrementa la presión de forma inaceptable sobre los recursos pesqueros, mientras que grupos de apoyo como el World Forum of Fisher Peoples repudian el uso de peces para alimentar a los atunes.

Fuente: EU Business