TAIPEI (EFE).- La empresa de electricidad Taipower anunció planes para crear "granjas de algas" destinadas a reducir sus emisiones de dióxido de carbono, y contribuir así a la mejora del medio ambiente.

 

La primera granja se instaló en la planta generadora de energía eléctrica de Tailin, en Kaohsiung, al sur de la isla, anunció hoy la empresa en un comunicado de prensa.

La granja consiste en un estanque de diez metros cuadrados en el que se cultivan algas microscópicas, que puede capturar hasta una tonelada de dióxido de carbono al año.

Taipower quiere aumentar la superficie de su estanque piloto a una hectárea y luego extender el proyecto a otras plantas eléctricas en la isla.

Una hectárea de árboles sólo captura unas 25 toneladas de dióxido de carbono al año, lo que es una cuarta parte de lo que se puede obtener con las algas.

Las algas, además de capturar el dióxido de carbono, pueden utilizarse como materia prima para cosméticos y alimentos saludables.