PRINCE RUPERT.- Los piojos de mar son sorprendentemente acrobáticos y pueden saltar de los salmones juveniles a los peces mas grandes que se alimentan de ellos, se estableció en una nueva investigación.

 

En el estudio, publicado en el Biology Letters, Brendan Connors, candidato a doctor en la Universidad Simon Fraser, y otros investigadores de la Universidad de Alberta se concentraron en el salmón rosado joven infectado con el piojo de mar y que fueron consumidos por la trucha y el salmón coho.

Sus hallazgos mostraron que en aproximadamente en el 70% de las pruebas, el piojo de mar se los salmones rosados pequeños también infectaban a los depredadores.

Esta es la primera vez que los científicos han documentado el movimiento de los piojos de mar, desde la presa a las especies depredadoras.

Connors también encontró que algunas veces cuando los piojos de mar en el salmón rosado son consumidos, ellos escapan de la boca del pez depredador a través de las branquias y sobreviven, lo que evidencia su capacidad de encontrar otros nuevos huéspedes. No queda del todo claro para los investigadores, como el piojo de mar es capaz de sentir la eminente condena de su huésped, pero Craig Orr, director ejecutivo de la Watershed Watch Salmon Society, informó que parece ser que el piojo macho es extremadamente móvil y es capaz de “saltar” muy rápidamente.

Al parecer el piojo siente las señales de su huésped, dijo Orr.

Connors encontró que el comportamiento ocurre naturalmente en el Archipiélago Broughton, al norte de la isla Vancouver, pero cuantifico los hallazgos a través de experimentos realizados en ambientes cerrados en la estación de investigación.

Fuente: Vancouver Sun