Por: João Mathias
Revista Globo Rural , Brasil
Consultores Célia M.D. Frascá-Scorvo y Eduardo Abimorad*
Traducción: Aquahoy

 

Son muchos los ríos que cruzan el territorio brasileño, con una gran diversidad de peces que también pueblan riachuelos y represas, además de criarse en los lagos. Entre las especies mas cultivadas esta el pacu (Piaractus mesopotamicus), que junto con el tambaqui (cachama) y del hibrido tambacu, son alternativas a la tilapia y la carpa.

 

Considerado como una de las dos especies mas importantes para la piscicultura brasilera y para la pesca comercial, el pacu, también conocido como pacu-caranha, tienen un gran potencial para su crianza en cautiverio. La especie como de todo, se adapta con facilidad a la alimentación industrializada y se dispone de tecnología adecuada para su cultivo. La actividad viene siendo incentivada por la Secretaria de Aqüicultura e Pesca del Gobierno Federal, con la finalidad de aprovechar el inmenso volumen de agua en los reservorios de las plantas hidroeléctricas del país, sobre todo en Itaipu, en el río Paraná.

Especie tropical originaria de la cuenca de Prata, el pacu se encuentra en las áreas de agua dulce que se extienden desde el noreste de Argentina hasta el centro-oeste brasileño. Los ríos del pantanal mato-grossense son uno de sus principales hábitats. Los ambientes en donde la temperatura media es de 28 oC son ideales para su desarrollo. Puede ser adaptado a regiones mas frías, tiene la capacidad de soportar hasta 16 oC.

Cubierto de escamas, el pacu tiene una coloración ceniza con tonalidades lilas, y con manchas en tonos anaranjados. La forma del cuerpo es comprimido en los lados laterales, y de ahí su sobrenombre de “pez redondo”. El dorso y la barriga forman una curva alongada, ampliando el espacio para acomodar harta carne, que es apreciada por su textura y sabor.

A pesar de alcanzar hasta 18 kg en la naturaleza, en los estanques de crianza puede superar el 1.1 kg y 50 cm en un año de cultivo. En general, el peso ideal para comercializarlo es de 1.5 kg. En la actualidad, el kilogramo se comercializa en cerca de 3.80 reales (US$ 2.36).

La crianza, en tanto, depende de la inversión en la construcción de estanques. Un estanque promedio puede costar cerca de los 15 000 reales (US$ 9 325). Para adquirir un millar de alevinos, se requiere de 190 reales (US$ 118).

La densidad de cultivo a nivel intensivo es de 2 peces por m2. El ritmo de crecimiento depende de la cantidad de agua que ingresa al estanque, y de la presencia de aireadores de oxígeno en el agua. Una tasa recomendada para el sistema semi-intensivo es de 10.0 litros por segundo por cada hectárea de espejo de agua.

Requerimientos iniciales:

Peces por área: 0.5 a 2.0 pacus por m2
Inversión inicial: 190 reales (US$ 118) por el millar de alevinos y 15 000 reales (US$ 9 325) por un estanque
Retorno de la inversión: Después de 15 meses o cuando los peces alcancen 1.5 kg
Reproducción: una pareja, con un peso medio de 4.0 kg, puede generar 60 000 alevinos

Inicio: La crianza comienza con la compra de los alevinos, debido a que la fase de larvicultura demanda técnicas delicadas que deben ser realizadas por un profesional. Seleccione los alevinos con 4.0 o 5.0 gr de peso y de 7.0 cm de tamaño promedio, debido a que el pez será mas resistente a las enfermedades y mas ágil para huir de los depredadores, como las aves. Adquiera los alevinos solamente de proveedores idóneos y con buenas referencias, esto con la finalidad de garantizar la calidad del material genético.

Ambiente: El pacu puede soportar temperatura de hasta 16 oC, sin embargo 28 oC es la temperatura ideal para estimular el crecimiento. Además del clima, es importante contar con un ambiente limpio. La existencia de grama en los muros del estanque protege el terreno de la erosión.

Estanques: Los estanques escarbados son los mas comúnmente utilizados para la crianza de los peces.  Pueden ser seminaturales, de fibra y de placas galvanizadas. El abastecimiento del agua se realiza a través de un tubo de PVC y el vaciado se regula con un sistema llamado monje. En sistemas intensivos se recomienda cultivar solamente el pacu. No existe problema en dividir el estanque con otras especies omnívoras cuando se ha adoptado el sistema semi-intensivo.

Alimentación: Existe alimentación específica para cada fase de creciendo del pacu y también para el tipo de sistema utilizado en la crianza.  Como es omnívoro, el pacu como desde restos de alimentos, como frutos y subproductos agroindustriales seleccionados, hasta raciones balanceadas con 22 a 30% de proteína.

Cuidados: El pacu se estresa con facilidad, condición que le puede llevar a contraer enfermedades, y eventualmente, hasta morir. Por eso, es importante tener cuidado con el manejo de los peces, en especial con el transporte al local de venta, uno de los momentos mas críticos. Evite también exceder la densidad de cultivo para asegurar el buen desarrollo de la crianza.

Reproducción: El pacu es un pez que realiza migración reproductiva. Nada desde las desembocaduras hacia las nacientes (cabeceras de la cuencas hidrográficas). En la naturaleza, nada en contra de la corriente. En cautiverio es necesario el uso de hormonas para inducir la reproducción.

*Célia M.D. Frascá-Scorvo é pesquisadora da APTA - Agência Paulista de Tecnologia dos Agronegócios, APTA Pólo Leste Paulista-Monte Alegre do Sul, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ;

*Eduardo G. Abimorad é pesquisador do APTA Pólo Noroeste Paulista-Votuporanga, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.