Ahora los trabajadores del sector de la acuicultura deberán completar un curso de entrenamiento en el uso de materiales peligrosos.

 

Las nuevas reglas se establecen en respuesta a los trabajadores que reportaron quemaduras en sus ojos, garganta y en sus pieles después de mezclar y rociar cal hidratada. La cal es usada para controlar a los tunicados, una especie invasora que se viene convirtiendo en un serio problema para los productores de mejillón.

La PEI Aquaculture Alliance ha desarrollado un curso de entrenamiento en el uso de materiales peligrosos, y cambia las reglas de salud ocupacional para todos los trabajadores que tomaran el curso.

“Existen bastantes cosas que son peligrosas. En cualquier industria se usan químicos” expreso la instructora del curso Diane Rogers, quien también trabaja en una granja de mejillones en Malpeque. “Cada lugar de trabajo tiene sus peligros”.

Fuente: CBC