MANAUS.-  La acuicultura en el Estado de Amazonas viene siendo regulada. La decisión fue tomada por el Consejo Estatal de Medio ambiente, para la conservación de los ríos y la creación de empleos e ingresos.

 

La Resolución 01/08, aprobada la semana pasada, establece los procedimientos para la obtención de permisos ambientales para el uso de tanques, estanques, pequeños reservorios, canales de riego y jaulas.

“La actividad venia siendo ejercida sin normalización y muchas veces genero impactos a los curso de agua”, dijo el director del Instituto de Proteção Ambiental do Amazonas (IPAAM), Neliton Marques.

Existen cerca de 500 operaciones con licencias para la crianza comercial de peces, quelonios, entre otras especies. La actividad ahora será sustentable, según el IPAAM. El debate sobre el establecimiento de directrices para la legislación estatal sobre acuicultura comenzó en marzo de este año, durante un taller promovido por los técnicos de IPAAM, en convenio con la Universidade Federal do Amazonas y la Associação de Engenheiros de Pesca do Amazonas. Ellos elaboraron una propuesta de resolución que fue aprobada por el Consejo de Medio Ambiente.

Según la gerente de Control de Pesca, Raimunda Nonata Lopes, la mayor preocupación la tienen con las operaciones de piscicultura en áreas de preservación permanente. Para los ingenieros en pesca, la definición de normas claras para la acuicultura va a ayudar a los profesionales a desempeñarse mejor en sus funciones.

“Antes teníamos solo la legislación federal para orientar nuestro trabajo. Por eso, participamos en este debate para los términos de referencia de cómo desempeñar nuestra función dentro de los principios de la sustentabilidad” dijo el presidente de la Associação dos Engenheiros de Pesca, Gelsom da Silva Batista.

La Resolución 01/08 establece que el cultivo de peces deberá ser aprobado por el IPAAM. Entre las principales exigencias de la resolución, se obliga al emprendedor a restaurar, en el caso de los estanques, con especies vegetales nativas en el área del entorno del emprendimiento.

Fuente: AGÊNCIA AMAZÔNIA