LA PAZ (FM Bolivia).- La planta procesadora pertenece a la prefectura de La Paz y se denomina "Complejo de desarrollo Hidrológico y pesquero de la Cooperativa integral Inca Chaca Ltda.” Ubicada en la localidad de Santa Ana, lugar donde el prefecto José Luís Paredes, autoridades de Copacabana y de Perú realizaron una inspección en la que verificaron el potencial que La Paz tiene en el procesamiento de la trucha.

 

El prefecto del departamento a tiempo de inspeccionar y verificar el control de calidad de los productos alimenticios de los productos derivados de la trucha y el Salmón Dorado, subrayo que el Lago Titicaca es un tesoro del mundo y lo irónico es que a su alrededor existe tanta pobreza, razón por lo cual se ha emprendido el apoyo al sector productivo.

"La prefectura no solo apoyara todos los emprendimientos productivos alrededor del lago Sagrado sino será parte de esta estrategia para sacar de la pobreza a nuestros pueblos con aliados estratégicos como la autoridad binacional y junto al trabajo cooperativo, como hoy, replicaremos estos emprendimientos", remarco.

Asimismo, el presidente de la Autoridad Binacional del Lago Titicaca, Julián Barra, expreso que esta planta es el símbolo de la unidad de los pueblos del Perú y Bolivia toda vez que en ella se plasma el conocimiento de los técnicos peruanos y la calidad productiva de los bolivianos y que este emprendimiento conjunto será de aprovechamiento de la comunidad con el fin que sea ampliado a todos los pueblos que circundan el lago.

En agradecimiento al apoyo ancestral de producción, el Secretario General de la comunidad de Santa Ana, Teodoro Mamani, manifestó su agradecimiento por el apoyo técnico y la nueva tecnología en el mercado pesquero que no solo cubrirá el mercado nacional sino que pretende llegar a la exportación de sus productos.

El Director del Servicio Departamental Agropecuario (SEDAG), Víctor Ralde, señaló que el proyecto representa un fomento para el desarrollo productivo piscícola del municipio de Copacabana garantizando la sostenibilidad de especies nativas en peligro de extinción y el manejo sostenible de trucha en jaulas flotantes.

"Esta es la primera planta industrializadora de trucha, el proyecto piloto que cumple con su prueba luego se llevara a otras partes del departamento. Los objetivos de esta planta procesadora son el de promover la conservación de peces, el aprovechamiento natural de los recursos hidrológicos, conservación y desarrollo de recursos hidrobiológicos. Se piensa a futuro en la exportación de alimentos".

Los beneficiarios directos de este programa llega en la comunidad de Jincancha a 26 familias las cuales forman la Cooperativa Inca Chaca, la capacidad de 1000 kilogramos de producción alimenticia se traduce enlatados de conservas con filetes de trucha con aceite vegetal y sal, productos frescos, refrigerados, al vacío, ahumados, pastas y embutidos.

Marlene Ayala de la Unidad de Coordinación y Supervisión del SEDAG, indicó que dependiendo de los resultados del proyecto se repetirá en toda la mancomunidad del Lago Titicaca, y a otros cuerpos de agua en el norte de La Paz, todo esto acompañado de centro de capacitación.

"Estamos hablando de un convenio macro que permitirá desarrollar nuevos mecanismos en el manejo de recursos piscícolas que permitan réditos económicos para la población, queremos con esto amortizar la crisis alimentaría que está afectando a gran parte del mundo, y nuestro país no es la excepción.

Víctor Ralde concluyo mencionando que las políticas emprendidas por la prefectura de La Paz a la falta de alimentos se realizan con la elaboración de proyectos y la implantación de los mismos, "Prefectura ha facilitado los predios y el elemento técnico de SEDAG para llevar a cabo el redoblamiento de peces, ayudar a la industrialización de los productos".

Fuente: http://fmbolivia.com.bo